Diferencia entre revisiones de «Flora y Fauna»

De Samperinos
Saltar a: navegación, buscar
(Balsa de Cuartana)
(Balsa de Cuartana)
Línea 399: Línea 399:
 
[[Archivo:bc2.jpg|left|300px]][[Archivo:bc3.jpg|rigt|300px]]
 
[[Archivo:bc2.jpg|left|300px]][[Archivo:bc3.jpg|rigt|300px]]
 
[[Archivo:bc4.jpg|left|300px]][[Archivo:bc5.jpg|igt|300px]]
 
[[Archivo:bc4.jpg|left|300px]][[Archivo:bc5.jpg|igt|300px]]
[[Archivo:bc8.jpg|none|300px]][[Archivo:bc.jpg|none|300px]]
+
[[Archivo:bc8.jpg|none|300px]][[Archivo:bc.jpg|center|300px]]
  
 
===== Laguna de Valdellego =====
 
===== Laguna de Valdellego =====

Revisión del 21:06 10 jul 2017

Contenido

Videos naturaleza Samperina

- Gonzalo Agudo Naturaleza Bajo Martín.

https://www.facebook.com/naturalezabajomartin/videos/987554234709055/

Hongos

El cuesco de lobo (lycoperdon perlatum)

- Gonzalo Agudo Naturaleza Bajo Martín. 12 de marzo de 2016 ·

A todos nosotros nos son familiares tanto los animales como las plantas, constituyendo cada uno de éstos organismos una gran división en la cual casi podríamos catalogar a todos los seres vivos. Sin embargo, sin acordarnos de los hongos, mohos y setas (Reino Fungi), esta división estaría realmente incompleta. De todos los hongos, sin duda, los más familiares para nosostros son las populares setas (que es el órgano de producción de esporas y la parte visible).

En nuestros campos, bosques y prados podemos hallar multitud de ellos. Existen catalogadas unas 100.000 especies calculándose que existen en todo el planeta alrededor de 1,5 millones. En nuestro paseo por campos y bosques hoy hemos podido encontrar entre otros el cuesco de lobo (lycoperdon perlatum), característico por su forma globosa y el modo que tiene de expulsar las esporas mediante una leve presión en su exoperidio (parte superior del hongo), de ahí seguramente su peculiar nombre popular de cuesco o pedo de lobo. Al microscopio podemos observar sus esporas de color marrón oliva, de 3.5 a 4.5 micras, aspecto redondeado con verrugas finas en su superficie, típicas de todas las especies del género lycoperdacea. Los ejemplares jóvenes de esta especie son comestibles aunque hay que recordar a todos que la recolección de setas y hongos siempre ha de hacerse tras una correcta identificación de la especie por parte de personas experimentadas y con conocimientos micológicos, así evitaremos peligros innecesarios.

Plantas

Flores

El Lirio

El iris. El lirio morado
LA FLOR DE LA SEMANA SANTA SAMPERINA

- Alejandro Abadia París

La planta más mimada de la villa ha sido el “iris”, el popular lirio azul que en macetas de barro adornaban los balcones de las casas y las aceras de las calles por donde pasaban las procesiones de Semana Santa.

Se ha venido criando en toda la clase de recipientes, presentando totalidades regias cuando adornaban el paso del Nazareno y la Cama; cuando se veía asomar en la Oración en el Huerto, los Azotes y hasta en la propia Dolorosa, tan dada al clavel blanco.

Es una planta que pocos agricultores han dejado de criar en sus huertos y que, todavía hoy, sigue apareciendo espontánea bajo las goteras de los tejados de los mases. El lirio azul es la flor de la Semana Santa samperina.

Pero además, el iris tiene otras propiedades, como las diuréticas que conviene recordar su elaboración: se solía recoger el tallo subterráneo de las plantas de 3 ó 4 años y, lavado y despojado de las partes verdes, se ponía a secar al sol,- aprove- chando en verano cuando la temperatura llegaba a los 35 grados- sobre cañizos o colgado en cuerdas y, cuando tomaba el color violeta, producido por la acetona, se ablandaba adquiriendo un color amarillento anunciando que ya estaba preparado para hacer infusiones a razón de media cucharada por taza de agua (sin sobrepasar los 3 gramo). Un remedio para los tratamientos de vesícula e inflamaciones de las vías respiratorias.

Son recetas loquianas que se conservan y que es toda una satisfacción poderlas transmitir.

Lirio.jpg

Frutas y Hortalizas

La fresa salvaje

La fuente del putón

- Alejandro Abadia París

Uno de los parajes populares del monte es la fuente del Puntón, en Val de Calvadores. Es un rincón entre olivos y pinares donde aflora un hilo de agua que en épocas se seca y en otras aparece. Un humedal antiguo donde los moradores de los mases vecinos iban a fregar los platos en época de labranza y de cosecha y donde podían abrevar las caballerías.

Pero en este lugar se ha venido criando una arbusto especial de forma espontánea : “la fresera salvaje” que suele dar un fruto exquisito en tiempo de sazón y cuyas hojas se recolectaban para fines medicinales, en época pasadas.

El procedimiento era cogerlas a mano y dejarlas secar al sol, porque así conservan su aroma natural y un sabor ligeramente amargo. (Sólo se cogían los brotes nuevos porque los viejos eran muy amargos).

Cuenta nuestra gente que eran eficaces contra las afecciones intestinales, mostrando un efecto positivo sobre las afecciones de las vías urinarias, los riñones y los cálculos renales. La hojas fermentadas sustituían al té de roca; las escaldadas se podían aplicar como compresas sobre las heridas infectadas y también se utilizaban para hacer gárgaras combatiendo el mal aliento.

Es otro de nuestros remedios caseros ya olvidados; por lo que, una visita a la fuente y degustar las fresas maduras, puede ser una excursión aprovechada.

Fresa.jpg


Las Berengenas

- Alejandro Abadia Paris

La imaginación es uno de los valores de la naturaleza. Y nuestra gente piensa. Es curioso, pero estuve hace unos días en la presentación de una revista donde uno de los articulistas nos explicó la iniciativa de potenciar el “melón de su pueblo”. Y esto dicho así pude parecer gracioso, pero se convirtió en algo muy serio cuando nos terminó de contar su experimento. Nos decía el orador que cuando era pequeño lo que más le gustaba era el melón que allí se producía y que ahora como su pueblo se ha venido despoblando ya no se cría. Y lo añora. Motivo por el que se fue al banco de semillas y preguntó por ver si allí aparecía el nombre de su pueblo y disponían de aquellas pepitas. Y tuvo suerte. Y nos decía que la habían cultivado y habían conseguido que brotara de nuevo aquella vieja variedad de melón. Que lo van a promocionar y que pronto esperan salga de una forma comercializada al mercado.

Viene esto a cuento porque también nosotros hace ya muchos años, buscando hacer un artículo para el Boletín sobre nuestros productos hortícolas, nos comentaron que había una planta que por las características de la tierra, el clima, la luminosidad o la situación daba una calidad significativa y además resistente a las plagas y de alta producción. Comentario que nos ratificaron varios hortelanos, y que no era otro producto que la berenjena, un fruto de color morado brillante, de la familia de las solanum que cortada a finas láminas y rebozada con harina y huevo hacia las delicias de nuestras meriendas. Porque la berenjena igual era de rica caliente que fría; frita del día anterior.

En Samper se le llamaba las “chuletas de huerta” y las recuerdo en la merienda metidas entre dos trozos de barra de pan con tomate, impregnadas de aceite de oliva que daba ese sabor que nos trae infinitos recuerdos. Lo volví a comentar estos días y, Jesús Muñoz me confirmaba estas opiniones enviándome una foto de unas cuantas que le han salido y que tenemos que admirar.

¿Puede ser que sea éste uno de nuestros productos que mejor se adaptan al terreno?

Y como no tengo mucha práctica, ni experiencia en criar berenjenas, os pido la vuestra por si os ha llamada la atención alguna vez su producción, calidad, facilidad de criarse y si de verdad se adapta, porque aquí no tengo opinión. Aunque la verdad es que si la tengo en cuanto a decir que se pueden elaborar con ella unos platos exquisitos. Y ahí sí puedo opinar.

Berengena.jpg

Otras Plantas

El Regaliz

- Alejandro Abadia París

Fue una de las plantas más populares de la villa. Un vegetal leñoso y rastrero que los rapazuelos, anudando sus ramas y escondiéndolas entre el lastón en las sendas que bajaban al pozo Mariel, hacían trampas –las “enreligaderas”- para que los despistados que pasaran por allí corriendo se engancharan con ellas y cayeran a los brazales, sirviendo así de mofa y divertimiento. Eran los juegos de aquellos años. Se consumía la raíz en seco y se transformaba en “puricos”, pero también poniéndola a hervir se obtenía un extracto con el que se hacía pastillas de sabor dulzón muy agradable, reconociéndose, a su vez, propiedades expectorantes, laxantes y espasmódicas; utilizándose también en muchos casos como un remedio para dejar de fumar. Además era una posibilidad económica, porque se solían exportar a localidades cercanas como Alcañiz , donde no criaba esta planta, y se vendía.

Regaliz.jpg

La Yesca

Francisco Loscos y la yesca fria

- Alejandro Abadia París

Loscos, es el personaje más importante nacido en Samper de Calanda.

Y no sólo por su dimensión internacional en el mundo naturalista, donde alcanzó las mayores cuotas de reconocimiento, sino por su cariño y el legado que nos dejó.

Loscos quiso mucho a Samper. Se le nota en sus cartas, que he llegado a revisar más de un centenar y dispongo de unas cuantas, donde se lee cuando lo nombra con orgullo, eso de “es el lugar donde nací”.

No pudo vivir en la localidad, el alcalde don León Cappa derribó su casa con la excusa de ensanchar la plaza de la Iglesia y ahí hubo un “encuentro” desagradable que privó a Loscos, y a su familia, de tener una mayor vinculación con la villa. Pero si sus hijos no volvieron, él sí que se paseó por el monte recolectando plantas, dedicándolas, dándonos recetas, ideas y consejos que se han venido guardando.

Una de las plantas que más adorna en sus explicaciones es la “yesca fría”, que numeró en el Catalogo de Aragón con el “núm. 86” describiéndola como “Thymelaeca tinctototaria Endl. Passerina hisrsuta Asso, n.v. Bufaralda Bufalaga”. La escuela de Loscos apoyó el latín como el idioma universal para la catalogación de las plantas con la doble intención de entenderse de una forma científica entre ellos y de mantenerlo vivo. Pero en esta descripción hay algo más cuando anota: “En Samper de Calanda, se le llama yesca fría, a causa de que arde con dificultad cuando está verde, dando fuertes chasquidos. Úsanla para teñir lanas de color amarillo”.

Y esto es muy significativo en esa búsqueda de las “sayas amarillas samperinas” que se hacían en nuestros tintes y telares en el siglo XIX y que ya hemos presentado en este medio unas cuantas con la intención de analizar, recuperar y catalogar como uno de nuestros “productos” más significativos .

La yesca fría era abundante en el monte, ¿sabéis alguien si se puede encontrar todavía y en qué lugares,

Yesca.jpg

El Finollo

El finollo y las olivas

En las cartas que Loscos escribe a don Miguel Colmeiro, al que llama “querido maestro”, le comenta las variedades que ofrece el olivo en el Bajo Aragón, de su cultivo y de sus riegos, dividiéndolo, en cuatro zonas mostrando, como la primera, a la más baja comprendida por Jatiel, Castelnou, Samper de Calanda, Hijar, Urrea y La Puebla de Hijar, “un recodo- anota- que se riega con el río Martín”. Dice que aquí hay nueve variedades: bordizo, veras, sevillanas, manzanillas, acebuche… haciendo un extensión al “bordizo” como sinónimo de olivares mal trabajados, aconsejando la conveniencia del remolde y del riego. Del problema que ocasiona el follaje; de las ramas que, sin cesar, se renuevan insensiblemente y que necesitan alimento extraordinario… y nos enseña la elaboración y aliño de las olivas, -partidas y sin partir, verdes, muertas y en agua…-; constituyendo, hasta hoy en día, las recetas, remedios y fórmulas losquianas como uno de los grades tesoros de esta tierra nuestra.

Uno de los aliños destacados está representado en la localidad por el “finollo” llamado en otros lugares “hinojo”. Es una planta muy conocida en Samper, incluso se suelen comer los primeros brotes en tortilla o cocido como verdura; pero también se utilizaba como planta medicinal, aprovechando la propiedades de las semillas, porque dicen que eran analgésicas, buenas para el cólico y la eliminación de gases intestinales; recomendándose la tisana de hinojo tanto para la diarrea como para el estreñimiento. Y hasta para los enfermos de diabetes se preparaba el agua de hinojo para hacer gárgaras y baños oculares. Tengo una anécdota que me comentaban mis viejos con sorna que a “Chincheva “–la torre del final de la huerta lindante con Jatiel y Castelnou- , se le llama la “torre del finollo” porque, siguiendo la algazara, las olivas allí ya se crían aliñadas por hacerlo los impeltes y el finollo juntos.

Recordar hoy, pues, que nuestra cultura olivarera –distinta a la aceitera que comentaremos otro día- está basada en las enseñanzas del sabio naturalista, en la experiencia de nuestra gente y en la idoneidad del suelo. Y si se le añade a todo esto las propiedades del finollo, pues eso.

Hinojo.jpg

El Girasol

Árboles

Arbol1.jpg
Arbol2.jpg

El impelte

Recopilación de escritos. Flora y Fauna Samperina, "El impelte". 

- Manuel Martín Mombiela - Samper Palillero https://samperpalillero.blogspot.com.es/2015/10/recopilacion-de-escritos-flora-y-fauna.html

Introduzco en esta entrada un artículo que escribí para el ”Boletín Unitario de Samper de Calanda”, editado por el C.I.T.en el nº 26 del mes de Abril del año 1.973. Por entonces los meses del año se escribían con mayúscula y el año con un punto señalando los milenios (que son millares, digo yo). Ahora se escribe “abril de 1973” (me enteré hace poco.)

El artículo fue reproducido en algunas publicaciones ecologistas, como el libro que dirigió “Mario Gaviria” titulado “EL BAJO ARAGÓN EXPOLIADO”, aunque contaba con la recomendación de varios amigos samperinos como José María Lagunas y José Luis Fandos que participaron en su redacción y publicación.

Hubo quien me criticó alguna expresión indecorosa, sexista o machista en el escrito, pero por aquel tiempo estaba poco letrado y concienciado; ahora lo estoy un poco más. Por aquellos años y anteriores se estaban talando multitud de olivos. Tambien tenía la idea equivocada de que “impelte” era el nombre que dábamos en Aragón al olivo, que en  justo rigor sería, creo yo, olivera, como decíamos perera, presquillera, noguera, mengranera, etc... (aunque decíamos latonero y no latonera).

Por aquellos lejanos tiempos de mi adolescencia, estaba convencido de que antes de “los noventa” se dejaría de comer pan y jamón auténtico como “el del de antes,” y con trozo de “blanco”; que se perdería, en Samper, la costumbre de tocar el tambor y el bombo; que ya no se restituiría la “Rasa Aragonesa”; que con la democracia que estaba a punto de venir (inminentemente), se acabaría el caciquismo, la corrupción, el clientelismo y el nepotismo; que ya no se casaría la gente y solo harían el amor los/as que quisieran y si tenían ganas; que llegaría el “Estado del bienestar”, como en Suecia y la Unión Soviética; que la llegada a la Luna era una trola muy gorda que nos contaron los norteamericanos; que ya no se cantaría más la jota por que no deba más de sí ni gustaba a los jóvenes; que se disolverían los ejércitos (para que...?), menos la intendencia, la sanidad, la gimnasia y los campamentos; que se quitaría el impuesto de lujo (IVA); que un jefe de estado, por fin, vendría en tren a Samper y se pararía en la “Estación de Arriba”, en vez de pasar de largo; que mi generación no envejecería y, sobre todo y lo peor, que se dejaría de consumir, en España, aceite de oliva virgen; por eso escribí este artículo.

Como se ve, no tengo ninguna dote de profeta. Aunque de algunas cosas para bien.

La máquina, inexorable, avanza. A su paso, tallos erguidos y orgullosos, caen bajo el rugido de los caballos mecánicos. Nuevos tiempos. Nuevas técnicas. Nuevos procedimientos; lo que ayer era riqueza hoy solo sirve de estorbo.

¡El impelte fenece! Este árbol tan nuestro, tan familiar para nosotros como puede serlo la madre, la suegra, la televisión, las quinielas o el tío que esperamos regrese de las Américas, se nos muere.

Impelte, sensible y friolero! ¿Qué has hecho para que nadie quiera postrarse a tus plantas, si tus ramas siguen siendo símbolo de paz en el mundo entero?

¡Impelte; amigo, hermano y compañero! Tú que eres silueta inseparable de nuestro paisaje; sombra del labrador, plus y prima de muchas familias trabajadoras; "miajica" del jubilado; excitante erótico (dote de casorio)... ya no llenarán tus frutos nuestras "ollicas", ni tu aceite nuestras tinajas, ni serás ya motivo de pleito en las particiones.

Cercano está el día en que el último de vosotros perezca, y nosotros nostálgicos, sentimentales y caritativos lo enterremos en una tumba digna de su estirpe, para perseverar su memoria, con un prefacio que rece:

"Aquí yace el último impelte de Samper. Símbolo de una época que ya no lo es".

 Descanse en paz, nuestro amigo el impelte.

1 comentario anónimo: Y el implete también daba la mejor leña, y el "rosigo", ramas que se quitaban al "remoldar" (podar) los impeltes, que era aprovechado por las cabras y después los conejos que "radían" las trancas en el corral. Y lo malo para la salud que era el aceite de oliva según decían los médicos entonces. Y que el recoger las olivas no se podía mecanizar. Hoy, según dicen los médicos, el aceite de oliva es muy bueno para la salud, y a la sombra de las subvenciones europeas hasta es un cultivo en expansión...

En una cosa el tiempo te ha dado la razón "símbolo de una época que ya no es"

AImpelte.jpg
º

Recuperar un mizpolero

- Alejandro Abadía París

Parece algo sin importancia, pero observando la decadencia de la huerta, donde la mayoría de los árboles frutales se han perdido, la primera cosecha de este frutal, que hemos intentado recuperar, nos alegra. Por ahí le llaman “nispolero”, pero en Samper empieza por “m” y tiene una “z”. Es un fruto de invierno que se recolecta en noviembre para conservarlo en un sitio seco y fresco hasta la maduración. En casa de mis abuelos se consumían cuando maduraban, pero también se puede hacer con ellos compota; y con las semillas se suele preparar en otros lugares una especie de horchata. Hasta su corteza, dicen, tiene propiedades medicinales. Y es bonito de presencia, por lo que puede ser un árbol ornamental como ejemplar solitario en un jardín. Estos días que he tenido gente en casa al verlos extraños ante este pequeño ejemplar me he animado a presentarlo, porque pocos ya lo recuerdan. Y ojalá sirva este comentario de acicate para intentarlo con las “presquilleras”, los “prescosmanzana”, las “celimeñas”, las “acerollas”, las “claudias” y las “jinjolas”; hasta con los “caquis”, que se están perdiendo. Recordemos hoy, pues, la recolección de los primeros frutos de este joven mizpolero con ilusión y con algo de esperanza.

Mizpolas.jpg

Árboles emblemáticos

Alejandro Abadía París

Todo esto que presento hace más de 20 años que aconteció por lo que, puede ser modificable. Os cuento: La D.G.A. quiso en aquel tiempo hacer un catálogo de árboles significativos por edad o historia de Samper de Calanda y me pidió – ojo, ver que lo escribo en singular porque buscaban una opinión particular para contrastarla, me imagino, con la versión que desde otros estamentos les darían, de ahí el “me”- y mi propuesta fueron cuatro (Los cuatro como árboles vivos) :

  • El olmo de Santa Quiteria
  • El impelte Marco
  • El pino del Sardón
  • El pino del “Roso” de Val de Castellán. (Fotografía adjunta de Manuel Espés García)

Y como desaparecidos, pero con historia en la localidad:

  • El pino de Jorge, que sirvió para hacer la cruz de las misiones, en 1966
  • el tricentenario ciprés de Santa Quiteria, utilizado para tallar el Cristo del Descendimiento y el conjunto de la Cama.

El olmo de Santa Quiteria

El más popular y el que más visitamos: El olmo de Santa Quiteria –alguien comenta que es una olma- . Y como todos tenemos fotografías, que podéis incluir porque estos trabajos los recogerá María Isabel en la wiqui y allí puede haber fotos de todas las épocas para ver como ha ido evolucionando, os paso una de 1910 –la hemos podido datar por el cura de la foto que es D. José María Blasco y por un documento en que dice que en 1911 el ayuntamiento pidió al arzobispado que lo mantuviera en Samper como párroco por su excelente labor- en la que apreciamos un árbol joven que, si algún experto por su desarrollo pudiera aproximarse a los años que tendría en ese año, despejaría la duda que existe de quien lo plantó.

Arbol Sta Quiteria.jpg

El pino del “Roso” de Val de Castellán

Pino roso.jpg

El pino del Sardón

El pino del Sardón que presentamos hoy con fotografía de Manuel Espés García, ha sido testigo de diversas vivencias; motivo de excursiones; es hermoso; marca la posición de la masada como refugio de labradores de tiempos pasados; tiene doble pie, se ha criado bajo la piedra; da nombre a una marca de quesos locales y es la puerta que nos lleva al profundo paraje del pinar donde podemos admirar rincones encantadores que rompen un poco el carácter de desierto estepario que tiene el término municipal. Hoy con las modernas técnicas que llevan los móviles, o a través del Sigpac, podríamos ir tomándole medidas de altura, anchura, frondosidad de copa; dar a conocer la variedad, edad… un reto para todos. Y un motivo más para visitarlo.

Se ha emitido ya este SELLO sobre Buñuel, dibujo de José Gonzalvo. Desde Calanda. Ha sido un proyecto más de Alejandro Abadia Paris, dedicado, como siempre a la filatelia e historia postal, a personajes aragoneses, y a Gonzalvo. Gracias, Alejandro

Pino Sardón.jpg

El impelte Marco

último motivo que nos aparece del impelte, está en el cuadro que el Ayuntamiento le dedicó a Loscos por el nombramiento de HIJO PREDILECTO DE SAMPER DE CALANDA, y que centra la subida de las escaleras de la Casa Consistorial.

La pintura es una creación, aunque la definiría mejor como recreación, de Ángel García Rueda, un artista alcañizano que muestra en esta obra su visión particular del paisaje impregnándolo dentro del estilo visionario del artista donde podemos observar, acercando un fragmento del lienzo, todo el universo metido en el mismo donde la figura losquiana es la que sobresale entre las hojas del olivo, salpicada de monumentos locales, que no os será difícil localizarlos así presentados.

Impelte marco.jpg
;
Impelte marco 1.jpg
Impelte marco2.jpg
;
Impelte marco 3.jpg
Impeltemarco.jpg

La siguiente obra en la que aparece el impelte Marco, junto a Loscos, fue idea del escultor RAFAEL OCHOA. Es un alto relieve que se ubicó en el patio del Ayuntamiento en homenaje al sabio a quien también va dedicado el título: “Al buscador de plantas”.

Ochoa es autor, entre otras obras, del mural grande que, con el título “De padres a hijos” y dedicado a la Semana Santa, se expone en la fachada del Centro Social y del monumento “La chica de la ventana”, que conmemoró el "Centenario del tren" en 1994, levantado en la Plaza de Santo Domingo; esculturas y motivos que comentaremos en otro momento.

Estos son los cuatro árboles y motivos que enviamos en su día para su catalogación

¿Sobra alguno o faltan más?

Fauna

Naturaleza Bajo Martín. Gonzalo Agudo https://www.facebook.com/naturalezabajomartin/

SAMPER DE CALANDA 15 de octubre de 2015. El término municipal de Samper de Calanda con sus 142,80 km2 y situado geomorfológicamente en la depresión del Ebro turolense, forma un extenso mosaico donde se alternan la vega fluvial del río Martín, estepas cerealistas y monte bajo meditarráneo. A caballo de norte a sur entre el desierto monegrino y las primeras estribaciones del Sistema Ibérico, podría pensarse por su árida meteorología que carece de valores naturalísticos de interés. Sin embargo, y pese a la degradación por la mano del hombre de sus diferentes ecosistemas, Samper todavía atesora un notable patrimonio natural digno de preservación y potenciación. Son, en particular las aves y, especialmente aquellas adaptadas a ambientes esteparios, las que nos ofrecen una mayor singularidad y riqueza. Por todo ello, se hace necesario en nuestro tiempo fomentar el uso de prácticas que permitan su conservación y armonicen los intereses propios de la actividad humana con el desarrollo de dicho patrimonio como valor de futuro.

Posiblemente, el grupo ornítico que mejor defina a Samper sean las aves de estepa, adaptadas extraordinariamente a medios áridos o semiáridos con escasa cobertura vegetal. En los extensos cultivos de cereal y perfectamente mimetizadas con el entorno encontraremos especies como la alondra, la calandria, la collalba gris, las terreras común y marismeña, el alcaraván, la ganga ortega o las cogujadas común y montesina.

Tanto en la llanura, entre los escarpados cabezos o a lo largo del corredor fluvial del río Martín, podemos observar las majestuosas siluetas del halcón peregrino, el cernícalo primilla, el águila real, el buitre leonado, los aguiluchos cenizo o pálido y los milanos negro o real entre otras aves de presa. En la mayoría de las ocasiones, estas aves, ya sean estacionales (tanto reproductoras como invernantes), o bien residentes, tienen en estas zonas sus áreas de campeo. Depredadoras en su mayor parte de pequeños roedores, reptiles, insectos u otras aves, presentan un alto valor ecológico, limitando las poblaciones de éstos y contribuyendo así al equilibrio natural.

Entre las nocturnas, silenciosas y enigmáticas, se ha comprobado la existencia del imponente búho real, el pequeño autillo o el mochuelo común. Siendo desde el crepúsculo hasta el amanecer cuando estas aves desarrollan principalmente su actividad. Samper de Calanda conserva afortunadamente enclaves con vegetación arbórea, arbustiva o herbácea que ofrecen el necesario e imprescindible refugio y alimentación a multitud de aves. En la huerta, junto al Martín, se conservan choperas, cañaverales y sotos de ribera donde viven el pájaro moscón, el ruiseñor, el herrerillo común, el pico picapinos, la tarabilla común, el críalo o el torcecuellos. En los montes, pinares, junto a aliagas, romero, tomillo y otras especies mediterráneas forman bosquetes alternando con cultivos donde la curruca rabilarga, el pardillo, el zorzal charlo o el carbonero tienen su hábitat.

También los olivares, almendrales y viñedos que todavía subsisten en el término municipal son lugar donde ver al alcaudón real, el triguero y el pinzón común.

Mención especial merece la laguna de Valdellego y sus pequeñas balsas colindantes donde se ha formado un humedal de riego encajonado en el valle que se recorre desde El Reguero junto a un extenso olivar y zonas llanas de cultivo. En estas lagunas se ha formado un valioso carrizal que alberga una importante población de aves, entre los que se encuentran jilgueros, verderones, curruca cabecinegra, curruca capirotada, mosquitero común, buitrón, etc.,

A través de prospecciones y censos entre el 2010 al 2012 se ha podido observar la presencia como reproductor del críalo europeo o cuco real. Esta ave presenta como estrategia de reproducción el parasitismo en nidos de otras aves, especialmente de urraca, corneja negra y estornino. Es, por ello, un regulador importante de la población de estos córvidos. Se trata de una especie escasa y localizada durante el periodo estival en la huerta de Samper de Calanda

Las formaciones rocosas, acantilados y serrijones hacen posible la existencia de aves de costumbres rupícolas. La mayoría de ellas utilizan las oquedades y grietas para construir sus nidos buscando lugares de difícil acceso donde sus costumbres y hábitos hacen que sean, para las mismas, lugar idóneo donde desarrollar su ciclo vital. El gorrión chillón, el avión roquero, el colirrojo tizón, el roquero solitario o el abejaruco son algunas de las especies que encontraremos en estos parajes.

Las características de Samper de Calanda, su orografía y clima, hacen que la existencia de lagunas, balsas o lagos esté muy restringida y en adversas condiciones. Únicamente en el entorno de Valdellego o siguiendo el cauce del río Martín, encuentran las aves propias de humedales enclaves donde, estacionalmente y durante sus desplazamientos migratorios, recalar en busca de descanso y alimentación. Dentro de este grupo, y a lo largo de las diferentes observaciones realizadas en diferentes épocas del año, se han avistado las presencias de zampullín chico, somormujo lavanco, andarríos chico, ánade real, cormorán grande, garza real, gallineta de agua e, incluso, un ejemplar de garceta grande durante su paso migratorio el día 22.09.2011 en la laguna de Valdellego junto a un joven de garza real. La importancia de dichas zonas pese a su precariedad hace evidente su valoración así como las actuaciones necesarias con el fin de velar por su mantenimiento y desarrollo.

Aves

Jornadas Ornitológicas

El anillamiento científico es una herramienta importante para obtener diferentes tipos de información sobre las aves. Al ser una actividad en cierto modo invasiva ha de utilizarse con el mayor rigor, seriedad y limitaciones estrictas en el el espacio y en el tiempo. En Samper de Calanda hemos ya realizado varias jornadas de anillamiento científico, y en algunas ocasiones las hemos enfocado también como factor educativo y formativo, permitiendo la asistencia de todos aquellos que han querido acercarse al conocimiento de nuestras aves.

300px

Ornitología

- Gonzalo Agudo Naturaleza Bajo Martín. https://www.facebook.com/naturalezabajomartin/

Itinerarios por las estepas cerealísticas de Samper de Calanda Junio 2016 III Jornadas Ornitológicas de Samper de Calanda.

El anillamiento científico es una herramienta importante para obtener diferentes tipos de información sobre las aves. Al ser una actividad en cierto modo invasiva ha de utilizarse con el mayor rigor, seriedad y limitaciones estrictas en el el espacio y en el tiempo. En Samper de Calanda hemos ya realizado varias jornadas de anillamiento científico, y en algunas ocasiones las hemos enfocado también como factor educativo y formativo, permitiendo la asistencia de todos aquellos que han querido acercarse al conocimiento de nuestras aves. Esperamos seguir contando con todos aquellos amigos que quieran seguir disfrutando y aprendiendo de la naturaleza en próximas ocasiones.

Aves residentes, reproductoras e invernantes

https://www.facebook.com/profile.php?id=100009448039203&fref=ts

- Gonzalo Agudo - Naturaleza Bajo Martín.

Listado de aves residentes, reproductoras e invernantes detectadas en el término municipal de Samper de Calanda en el período comprendido entre los años 2010-2012

  • 1. Totovía. Lullula arborea.
  • 2. Cogujada común. Galerida cristata.
  • 3. Cogujada montesina. Galerida theklae.
  • 4. Terrera común. Calandrella brachydactyla.
  • 5. Terrera marismeña. Calandrella rufescens.
  • 6. Alondra común. Alauda arvensis.
  • 7. Calandria común. Melanocorypha calanda
  • 8. Ortega. Pterocles orientalis.
  • 9. Alcaraván. Burhinus oedicnemus.
  • 10. Gorrión común. Passer domesticus.
  • 11. Gorrión chillón. Petronia petronia.
  • 12. Tórtola turca. Streptopelia decaocto.
  • 13. Tórtola común. Streptopelia turtur.
  • 14. Paloma doméstica/bravía. Columba livia.
  • 15. Paloma torcaz. Columba palumbus.
  • 16. Paloma zurita. Columba oenas.
  • 17. Golondrina común. Hirundo rustica.
  • 18. Avión común. Delichon urbicum.
  • 19. Avión zapador. Riparia riparia.
  • 20. Avión roquero. Ptyonoprogne rupestris.
  • 21. Vencejo común. Apus apus
  • 22. Lavandera blanca. Motacilla alba.
  • 23. Bisbita común. Anthus pratensis.
  • 24. Bisbita campestre. Anthus campestris.
  • 25. Collalba gris. Oenanthe oenanthe.
  • 26. Collalba rubia. Oenanthe hispanica.
  • 27. Petirrojo común. Erithacus rubecula.
  • 28. Mirlo común. Turdus merula.
  • 29. Zorzal común. Turdus philomelos.
  • 30. Zorzal charlo. Turdus viscivorus.
  • 31. Ruiseñor común. Luscinia megarhynchos.
  • 32. Colirrojo tizón. Phoenicorus ochruros.
  • 33. Papamoscas cerrojillo. Ficedula hypoleuca.
  • 34. Tarabilla común. Saxicola rubicola
  • 35. Roquero solitario. Monticola solitarius.
  • 36. Pito real. Picus viridis.
  • 37. Pico picapinos. Dendrocopos major.
  • 38. Torcecuello. Jynx torquilla.
  • 39. Estornino negro. Sturnus unicolor.
  • 40. Estornino pinto. Sturnus vulgaris.
  • 41. Mosquitero común. Phylloscopus collybita.
  • 42. Mosquitero musical. Phylloscopus troquilus.
  • 43. Buitrón. Cisticola juncidis.
  • 44. Ruiseñor bastardo. Cettia cetti.
  • 45. Abejaruco. Merops apiaster.
  • 46. Abubilla. Upupa epops.
  • 47. Pájaro moscón. Remiz pendulinus.
  • 48. Carbonero común. Parus major.
  • 49. Herrerillo común. Cyanistes caeruleus.
  • 50. Mito. Aeghitalos caudatus.
  • 51. Curruca cabecinegra. Sylvia melanocephala.
  • 52. Curruca capirotada. Sylvia atricapilla.
  • 53. Curruca rabilarga. Sylvia undata.
  • 54. Curruca tomillera. Sylvia conspicillata.
  • 55. Urraca. Pica pica.
  • 56. Grajilla. Corvus monedula.
  • 57. Corneja negra. Corvus corone.
  • 58. Cuervo. Corvus corax.
  • 59. Chova piquirroja. Pyrrhocorax pyrrhocorax.
  • 60. Jilguero. Carduelis carduelis.
  • 61. Verderón. Carduelis chloris.
  • 62. Verdecillo. Serinus serinus.
  • 63. Pardillo común. Carduelis Cannabina.
  • 64. Pinzón común. Fringilla coelebs.
  • 65. Triguero. Emberiza calandra.
  • 65. Escribano palustre. Emberiza schoeniclus.
  • 66. Alcaudón común. Lanius senador.
  • 67. Alcaudón real. Lanius meridionalis.
  • 68. Críalo. Clamator glandarius.
  • 69. Cigüeña blanca. Ciconia ciconia.
  • 70. Gallineta de agua. Gallinula chloropus.
  • 71. Perdiz roja. Alectoris rufa.
  • 72. Codorniz. Coturnix coturnix.
  • 73. Garza real. Ardea cinerea.
  • 74. Garceta grande. Egretta alba.
  • 75. Zampullín chico. Tachybaptus ruficollis.
  • 76. Cormorán grande. Phalacrocorax carbo.
  • 77. Andarrios chico. Actitis hypoleucos.
  • 78. Somormujo lavanco. Podiceps cristatus.
  • 79. Ánade real o ánade azulón. Anas platyrhynchos.
  • 80. Mochuelo común. Athene noctua.
  • 81. Autillo. Otus scops.
  • 82. Buho real. Bubo bubo.
  • 83. Alimoche. Neophron percnopterus.
  • 84. Buitre leonado. Gyps fulvus.
  • 85. Milano negro. Milvus migrans.
  • 86. Milano real. Milvus milvus.
  • 87. Cernícalo vulgar. Falco tinnunculus.
  • 88. Cernícalo primilla. Falco naumanni.
  • 89. Esmerejón. Falco columbarius.
  • 90. Halcón peregrino. Falco peregrinus.
  • 92. Ratonero común. Buteo buteo.
  • 93. Gavilán. Accipiter nisus.
  • 94. Aguilucho lagunero. Circus aeroginosus.
  • 95. Aguilucho cenizo. Circus pygargus.
  • 96. Aguilucho pálido. Circus cyaneus.
  • 97. Aguila real. Aquila chrysaetos.
Aláudidos y fringílidos

Uno de los mayores espectáculos naturales en las estepas cerealistas de Samper de Calanda durante la época invernal son las numerosas bandadas de aláudidos y fringílidos recorriendo los campos en busca de alimento. Tanto alondras, terreras marismeñas, calandrias, pinzón, pardillo común y otras especies desarrollan en estas fechas diversos comportamientos de naturaleza compleja tendentes a asociarse en gran número tanto a nivel de especie como entre ellas. Tales comportamientos tienen como objetivo tanto la cooperación en la búsqueda de alimento como la defensa y vigilancia conjuntas y así establecer estrategias evolutivas que garanticen mejor la supervivencia de cada individuo dentro del grupo. Durante estos meses además de establecer las estaciones de observación para la realización de censos, es un magnífico momento para el estudio de ecología del comportamiento cooperativo de muchas especies de aves.

En las fotos diversos momentos de los recorridos y la imagen de un pardillo común que pudimos sorprender mediante digiscoping posado en un bebedero de cazadores.

Causarios

14 de marzo de 2016

El casuario es una de las aves con mayor antiguedad sobre el planeta, toda una reliquia viviente que nos hace patente el parentesco entre las aves y los dinosaurios. Una de las características más notables de este animal es su estrategia reproductiva. La hembra se aparea con el macho (hasta aquí todo normal), pero luego deja al macho sólo para que se haga cargo de los polluelos en su totalidad mientras la hembra se larga (nunca mejor dicho) a aparearse con otros machos y, así sucesivamente. No sabemos si esto es motivo de reflexión, da qué pensar, es escandaloso o puede parecer bien a las feministas. En todo caso es un ave que lleva casi 3 millones de años de existencia.

Lagunas y balsas

Balsa de Cuartana

Ubicada en el sector nororiental de su término municipal y rodeada de campos cerealistas y monte bajo es uno de los lugares de mayor interés para la observación de aves por ser uno de los pocos enclaves que cuenta con una pequeña balsa de agua dulce de origen pluvial. Enclave recomendado para los amantes de la observación y la fotografía de naturaleza donde fácilmente pueden verse ganga ortega, ganga ibérica, alcaraván, chova piquirroja y todo tipo de aláudidos y fringílidos. Estos últimos, debido a su dieta granívora necesitan un gran aporte de agua para complementar su alimentación y son asiduos visitantes.

Pardillos, verderones, verdecillos, jilgueros (cardelinas) forman bandos mixtos junto a lavanderas y bisbitas.

300px 300px 300px
Laguna de Valdellego

Día soleado con brisa. Ensayos para la ubicación de observatorios. Fase II. Caseta de camuflaje + equipo de digiscoping Resultados: Alondra común, cogujada común, cogujada montesina, jilguero, pardillo común, abubilla, avión común, golondrina común, andarríos chico, mosquitero musical, curruca cabecinegra, cuervo, chova piquirroja, aguilucho lagunero, corneja, gorrión chillón, collalba gris, cernícalo común, ganga ortega, alcaraván y en lugar destacado la presencia de escribano cerillo.

Durante el mes de septiembre y, aprovechando la migración postnupcial, hemos empezado a desarrollar los estudios preliminares mediante anillamientos y ensayos controlados con el fin de establecer puntos de información y casetas de observación permanentes de aves en aquellos puntos más interesantes y con mayor éxito para fotografiar y estudiar mediante telescopios o prismáticos la gran variedad de especies que habitan el territorio.

Como era de esperar son los puntos de agua (balsas, lagunas, etc) los que ofrecen mejores condiciones dada la escasez de agua y mayor éxito debido a las necesidades de abastecimiento de la mayor parte de aves. Sin embargo, en el resto de zonas, campos de cultivo, monte bajo o llanuras yermas, también es posible la observación de especies muy interesantes a pesar de una mayor dispersión y esfuerzo en la localización de las mismas. Con estos trabajos nuestra intención es promocionar y estimular un futuro desarrollo del turismo de naturaleza y, al mismo tiempo, ofrecer también a las gentes de la comarca la posibilidad de acercarse al conocimiento de nuestra biodiversidad y su conservación.

Animales y Aves

- Alejandro Abadia Paris

Comentaba hace unos días que no se oían las cigarras en la huerta, pero tampoco las cardelinas ni los vederoles; ni las calandrias, en el monte y no sabemos la causa. Desde el punto de vista ornitológico recuerdo las mañanas monteras samperinas como un bálsamo para el espíritu porque, precisamente, era el rocín el que hacía de despertador del nuevo día al que seguían docenas de calandrias protegidas por los espartales.

Era aquel momento mágico en el que aparecía el cernícalo inmóvil en el aire buscando las sargantanas o las pequeñas crías de los pájaros; o los gorriones, más cercanos a la población; los córvidos, en torno a la carnaza; las palomas del santuario y de la iglesia; los torcazos en las balsas o los tordos en los cañotares. Sin olvidar al jilguero, la cardelina, el ruiseñor, más del regadío, que protagonizaban la aventura de los cepos que se plantaban en las hombrías ocultos sobre pequeños caballones de tierra y cebados con las aladicas.

Recuerdo que una de las formas para saber si un pájaro era macho o hembra –siempre difícil- nos decían que tomándolo de la pata, manteniéndolo boca abajo y pronunciar la formula: “Si eres macho tente cacho y si eres hembra revolea”, según su actitud se adivinaba el sexo.

Escribo esto porque comentan que se está echando un producto donde se esterilizan las hembras de los pájaros. Un técnica que se está empleando en algunas poblaciones cercanas para controlar la cantidad de palomas que allí crían estropeando tejados y ensuciando monumentos y fachadas.

Gorrion.jpg

Tortugas y peces

Las tortugas del Reguero

- Alejandro Abadia Paris

Con la concentración parcelaria dos temas nos surgen. ¿La nueva situación del monte, afectará a las tortugas del Reguero? También nos preocupa, tal vez más, la almenara con la implantación de la “modernización del sistema de riegos” en la huerta; pero dejemos ahora esto último para centrarnos en las tortugas.

Es una colonia de galápagos que habita en la salada del Reguero. ¿Cómo aparecieron? El agua surge de la tierra, arriba de los pozos del Rodete y se pierde en el río, más abajo. ¿Subieron por el río?

Son reptiles de unas características especiales con las placas axilares inguinales; color claro, marrón o verdoso y sin manchas en la espalda que nos hacen predecir, por el estiramiento que hace de su cuello, que estamos ante una familia de “leprosos”.

Es una especia parecida a los galápagos comunes que suelen comer insectos pequeños, peces, carne en descomposición… pero son diferentes en cuanto a la nidificación al poner sus huevos -entre seis y nueve- en el mes de mayo eclosionando en junio. Pueden vivir en charcas cerradas y pequeñas –ciénagas-a diferencia de los comunes que necesitan grandes superficies de agua. Las dos necesitan el sol y lo disfrutan pasando largo tiempo fuera de la misma y su conservación dependerá mucho de las actuaciones que hagamos con la quema de malas hierbas, aplicación de sulfatos o movimientos de tierras.

Recuerdo que de pequeño en casa de mis abuelos siempre tenían tortugas cogidas en este humeral. Las dejaban sueltas en la bodega. –dice que ahuyentaban a los ratones- y vivían allí muchos años. Y me preocupo por las tortugas del Reguero no porque haya ocurrido algo, no; sino porque nadie comenta nada de este tema cuando ha habido en aquella zona el mayor movimiento de propiedades de toda la historia local . Y no es bueno que se olvide.

Los siluros

- Alejandro Abadia Paris

Las imágenes espectaculares que hace un tiempo nos dio la prensa de Zaragoza de grandes siluros “cazando” palomas en el tramo urbano del Ebro – no tengo ninguna foto- movió a la opinión publica, incluso produjo algún conato de temor.Eran peligrosos?.

Su presencia aquí tiene su lógica para verlos en el entorno del Pilar: el Ebro es idoneo para el desarrollo de esta especie. De hecho, llevan instalados en el río más de 40 años y suben desde el Mar de Aragón, en Caspe, donde parece ser que los echaron en un principio.

El Ebro tiene aguas tranquilas y turbias lo que suponen un hábitat para la adecuación de estos ejemplares que son predadores oportunistas y limpiadores de fondos. Y más tras la construcción del azud de Vadorrey. Sin embargo, es impensable que ataque a las personas porque su forma de comer (engullendo las piezas enteras) no lo hace posible.

La fotografía tiene más de 40 años y nos muestra pescadores samperinos con uno de los ejemplares (?), de pocos kilos al principio, capturado en Caspe en aquel tiempo. (Hoy se logran piezas de 2,50 metros de longitud y de más 110 Kg. de peso). Es una fotografía para la historia del origen del siluro en la zona.

Siluro.jpg

Insectos, arácnidos y otros

Insectos

Aladicas

- Alejandro Abadia Paris

Las “aladicas” son hormigas con alas que servían para cebar los cepos de costilla y cazar “pajaritos” , hoy prohibidos. Se debía localizar el hormiguero y cavar para sacarlas del nido. Son hormigas reinas y la forma de yo me enteré hace poco. Recuerdo que se guardaban en tubos de caña. El sábado 15/10/16 llovían, en Samper ,hormigas con alas por todos los lados.

Una posible causa: cuando los machos y las hembras alcanzan la fertilidad, después de la lluvia, abandonan la colonia buscando pareja; y así las vamos a encontrar por todas las partes. Como se aparean en el aire, una vez fecundadas las hembras los dos tienen un destino bien distinto, los machos caen al suelo y mueren y las hembras bajan a tierra, se arrancan las alas con las mandíbulas y se vuelven a ver después por el suelo correteando sin alas buscando una tierra húmeda para hacer un agujero, poner los huevos y convertirse en reinas de la colmena.

Aladica.jpg
Aladicas.jpg
Abeja de miel (Apis mellifera)

- Gonzalo Agudo Samper de Calanda. Naturaleza Bajo Martín.

La familiar y conocida por todos abeja de la miel no pasa actualmente por su mejor momento. Las poblaciones de este insecto cuyo papel en el ecosistema es de extraordinaria importancia se hayan en declive. La pérdida de hábitats, el desarrollo de patologías y los usos bastante agresivos de la agricultura industrial pueden contarse entre las causas más importantes de la desaparición de las mismas. Un mensaje de atención para todos sobre uno de los mayores polinizadores de nuestro planeta y cuya belleza y beneficios son conocidos por todos.

Mantis palo (Empusa pennata)

- Gonzalo Agudo Samper de Calanda. Naturaleza Bajo Martín.

Aunque no encuadrado dentro del marco de la avifauna de Samper de Calanda, el conocimiento de otras especies de seres vivos es fundamental y enriquece nuestro saber teniendo siempre presente que los ecosistemas funcionan como un conjunto de interrelaciones no siendo posible su comprensión sin una visión global de todos los organismos.

A destacar entre esos organismos a veces sorprendentes y propios del monte bajo de vegetación halófila y yesófila la presencia críptica de la mantis palo (Empusa pennata). Este invertebrado que, normalmente pasa desapercibido gracias a su capacidad de mimetización con su entorno, resulta ser un depredador muy eficiente de otros insectos y, como todas las especies de mantis, como es bien sabido en el caso de la hembra, presentan la estrategia del canibalismo hacia los machos en el momento de copular, siempre empezando por la cabeza, sin dañar el sistema nervioso, que aún siendo devorado no interfiere en su aparato reproductor. En las fotos podemos ver su ubicación original en un tomillar y una toma detallada de estudio del ejemplar.

Nota: Este espécimen fue capturado en los montes de Samper para su fotografiado y posteriormente fue liberado en el mismo lugar de su captura.

la lechetrezna (Hyles euphorbiae)

- Gonzalo Agudo Samper de Calanda. Naturaleza Bajo Martín.

18 de octubre de 2015. La belleza de la naturaleza ante los ojos de cualquier observador. 

Entre septiembre y octubre, cerca de nuestros campos y en algún lugar próximo donde crezcan las lechetreznas podemos encontrar esta llamativa oruga de colores aposemáticos.

Se trata de la oruga de una mariposa nocturna, la esfinge de la lechetrezna (Hyles euphorbiae).


30 de abril a las 18:03 Esfinge de la lechetrezna (Hyles euphorbiae).

Clase: Insectos. Orden: Lepidópteros. Familia: Esfíngidos. Género: Hyles.

La esfinge de la lechetrezna es una hermosa mariposa nocturna que habita en la zona siempre asociada a un tipo de plantas que le dan su nombre, nos referimos a las lechetreznas, pertenecientes al género euforbia. Dependiendo de la región podemos verla asociada a una especie o especies de este tipo de plantas según su distribución y existencia. En Samper de Calanda, esta mariposa se asocia casi exclusivamente con la lechetrezna girasol (Euphorbia helioscopia). Como es habitual en los lepidópteros, su ciclo vital está constituido después del apareamiento y la puesta de huevos durante la primavera, de una fase larvaria de oruga a lo largo del verano e incluso otoño y la posterior formación de la crisálida antes del invierno y metamorfosis para convertirse de nuevo en mariposa. Lo interesante de esta especie desde el punto de vista científico es su proceso evolutivo de asociación con la planta de la cual se alimenta la oruga. Las lechetreznas poseen un látex sumamente irritante dentro de su savia circulatoria compuesta de ésteres tóxicos. Con esta composición química, la planta se asegura una poderosa defensa contra depredadores. Sin embargo, la oruga de nuestra mariposa ha podido adaptarse a tales compuestos químicos, convirtiéndose, a lo largo del proceso evolutivo, en una especialista inmune y alimentándose, casi en exclusiva, de dicho género de plantas. Pero lo realmente fantástico de dicho proceso es que también ha adquirido la capacidad de ser nociva para sus depredadores con los propios tóxicos de la planta que ingiere y ha ido desarrollando una coloración viva advirtiendo de su toxicidad, (aposematismo). Estamos pues, ante un proceso de adaptación, con triple consecuencia: alimentación especializada, defensa química contra depredadores y cambio cromático aposemático como resultado final. Sería muy interesante saber si la planta, en este caso la lechetrezna, obtiene algún tipo de ventaja dejando que la oruga de la mariposa se alimente de ella. Comensalismo o simbiosis?

Nota: Esfinge de la lechetrezna y orugas localizadas en la Val de Zafán. 20/9/2016 y 30/4/2017.

Fotografías y comentarios: Gonzalo Agudo.

Coleopteros

- Gonzalo Agudo Samper de Calanda. Naturaleza Bajo Martín.

Escarabajo aceitero

Se trata de un coleoptero, escarabajo llamado aceitero, aceitera o curita. Su nombre científico es Barberomeloe majalis. Debe su nombre a que desprende una hemolinfa aceitosa que contiene cantaridita,una sustancia tóxica e irritante. Sus colores de franjas rojas o amarillas sobre fondo negro es una advertencia a sus posibles enemigos y depredadores, por tanto su coloración es claramente aposemática. Tiene este insecto un ciclo completo. En su fase de larva o ninfa se alimentan de larvas y huevis de avispas.

Escar.jpg
Escar1.jpg

Aracnidos

Los arácnidos son una clase de artrópodos quelicerados de la que han sido descritas más de 102.000 especies. Incluye formas tan conocidas como las arañas, las garrapatas, los escorpiones y los ácaros.

Alacrán

- Gonzalo Agudo Samper de Calanda. Naturaleza Bajo Martín.

Escorpión amarillo o alacrán (Buthus occitanus).

Los arácnidos más veteranos del planeta, cuyos antepasados llevan más de 400 millones de años conformados morfológicamente y habitando preferentemente las zonas templadas y tropicales de la Tierra. Seres enigmáticos, presentes por admiración, temor y asociados al poder de su aguijón venenoso, en la historia, las leyendas y la mitología de muchas civilizaciones humanas a lo largo de los milenios.

Propios de zonas áridas o semidesérticas tanto arenosas como pedregosas conservamos aún de manera óptima diversas poblaciones de escorpiones amarillos. De costumbres estrictamente nocturnas, durante el día se hallan refugiados debajo de piedras y matas de vegetación. Eficaz depredador de otros invertebrados utiliza su aguijón para matar a sus presas así como defensa contra posibles enemigos y depredadores.

Entre las curiosidades de su vida podemos hacer referencia a su cortejo nupcial, una danza entre el macho y la hembra cogidos de sus largas pinzas delanteras y bailando en círculos durante horas; su extraordinaria resistencia al calor y a la evaporación de su humedad interna; su fantástica capacidad de supervivencia durante muchos meses e incluso años sin alimentarse debido a su metabolismo basal de bajísimo consumo energético; su condición vivípara, gestando los huevos internamente y pariendo sus crias vivas; su longevidad por encima de los 5 y 6 años, pudiendo alcanzar en algunas especies los 25 años. Y en lugar destacado su naturaleza venenosa, producto de un conjunto de neurotoxinas y enzimas en el interior de una bolsa en el artejo terminal de su cola y acoplada a una aguja queratinizada, curvada y hueca con una gran rapidez de movimientos y que es objeto de estudios bioquímicos para su aprovechamiento en áreas tan diversas como la farmacología o la producción de insecticidas biológicos.

Por todo ello y por su belleza intrínseca merece nuestra consideración y admiración al tenerlo entre las joyas zoológicas de nuestro territorio

Nota: Ejemplar de Buthus occitanus perteneciente a la zona de la ermita de Santa Quiteria y las Atalayas. Localizado y fotografiado el 3 de Marzo del 2017 a las 15.30h con las medidas de precaución pertinentes y respetando su integridad, con las menores molestias posibles como especie protegida dentro del territorio nacional.

Se trata de un coleoptero, escarabajo llamado aceitero, aceitera o curita. Su nombre científico es Barberomeloe majalis. Debe su nombre a que desprende una hemolinfa aceitosa que contiene cantaridita,una sustancia tóxica e irritante. Sus colores de franjas rojas o amarillas sobre fondo negro es una advertencia a sus posibles enemigos y depredadores, por tanto su coloración es claramente aposemática. Tiene este insecto un ciclo completo. En su fase de larva o ninfa se alimentan de larvas y huevis de avispas.

Arañas

- Gonzalo Agudo Samper de Calanda. Naturaleza Bajo Martín.

  • Araña camello o de pinzas (Gluvia dorsalis)
Cuca.jpg

Pertenece a los arácnidos aunque no es una araña. No es venenosa ni peligrosa para el ser humano. Constituye una rara especie endémica de la península Ibérica. Toda una joya entomológica.


Se trata de un coleoptero, escarabajo llamado aceitero, aceitera o curita. Su nombre científico es Barberomeloe majalis. Debe su nombre a que desprende una hemolinfa aceitosa que contiene cantaridita,una sustancia tóxica e irritante. Sus colores de franjas rojas o amarillas sobre fondo negro es una advertencia a sus posibles enemigos y depredadores, por tanto su coloración es claramente aposemática. Tiene este insecto un ciclo completo. En su fase de larva o ninfa se alimentan de larvas y huevis de avispas.

Otros

Inventario

http://www.naturaspain.com/naturaleza-flora-y-fauna-en-el-municipio-de-samper-de-calanda.html

Fauna y flora vascular en Samper de Calanda

Fauna

Anfibios

  • rana común
  • sapillo moteado común
  • sapo de espuelas
  • sapo partero común, ...

Aves

  • alcaudón real (alcaudón norteño) o picapuercos
  • abejaruco europeo
  • abubilla, agateador común
  • aguilucho
    • aguilucho cenizo
    • aguilucho lagunero occidental
    • aguilucho pálido o gavilán rastrero
  • alcaraván común
  • alcaudón común
  • alcotán europeo
  • alondra
    • alondra común
    • alondra de Dupont o dicotí
  • ánade real (azulón)
  • autillo europeo
  • avión común, avión roquero
  • bisbita campestre
  • buitrón
  • busardo ratonero (ratonero común)
  • calandria común
  • carbonero
    • carbonero común
    • carbonero garrapinos
  • carricero
    • carricero común
    • carricero tordal
  • cernícalo
    • cernícalo primilla
    • cerní­calo vulgar
  • chorlitejo chico
  • chotacabras pardo
  • chova piquirroja
  • cigüeña blanca
  • codorniz común
  • cogujada
    • cogujada común
    • cogujada montesina
  • colirrojo tizón
  • collalba
    • collalba gris

Collalba gris (Oenanthe oenanthe). Orden: Paseriformes. Familia: Muscicápidos.

Incluida en el catálogo de aves de especial interés.

La collalba gris junto a las collalbas rubia y negra son las tres especies de collalbas existentes en Europa occidental y las tres aves de esta familia están bien representadas en Samper de Calanda por ser el Valle del Ebro junto a la Meseta Norte las zonas de España más favorables para ellas.

La collalba gris, con poblaciones estables y con tendencia positiva en nuestro municipio, cría en terrenos abiertos, prados, pastizales y cultivos que dispongan de zonas rocosas ya que construyen sus nidos en oquedades y grietas. Migrante estival transahariano que, desde abril, destaca por su elegante figura en alguna ramita o posadero. Al igual que el resto de collalbas ya mencionadas, presenta la típica cola blanca con una T negra invertida. De 14 a 16.5 cm de longitud. El macho de esta especie presenta dorso y píleo gris plateado, ceja blanca, máscara ocular negra, alas negras y partes inferiores blancas con algún matiz ocre en garganta y pecho. La hembra sin máscara facial, con el dorso gris parduzco y alas marrón oscuro. Su dieta se compone de pequeños insectos, arañas y caracolillos que complementan con semillas.

En los dos censos que realizamos anualmente en las estepas cerealistas de Samper durante la etapa reproductora es muy satisfactorio ver las densidades tan óptimas de estas aves hasta darse, frecuentemente, la circunstancia de que solo girando unos pocos grados nuestros telescopios y sin moverse del sitio se pueden observar las tres especies compartiendo las mismas hectáreas. Realmente extraordinario.

Por último añadir que su nombre científico "oenanthe" deriva de los vocablos griegos ainos "vino" y anthos "flor" ya que suele coincidir su llegada con la floración de las vides.

Nota: Macho adulto de collalba gris en su atalaya. Cuatro Cuernos. 19.04.2017. 12.50h. Fotografías y comentarios: Gonzalo Agudo.

    • collalba negra
    • collalba rubia
  • corneja negra
  • críalo europeo
  • cuco común
  • cuervo
  • curruca
    • curruca cabecinegra
    • curruca capirotada
    • curruca mosquitera
    • curruca rabilarga
    • curruca tomillera
    • curruca zarcera
  • escribano
    • escribano palustre
    • escribano soteño o escribano de garganta
    • estornino negro
  • focha común
  • gallineta común (polla de agua)
  • pollona negra
  • gal
  • ganga ortega
  • golondrina común
  • gorrión
    • gorrión chillón
    • gorrión común
    • gorrión molinero
  • grajilla occidental
  • herrerillo común
  • jilguero
  • lavandera blanca (aguzanieves)
  • lechuza común
  • martín pescador común
  • milano negro
  • mirlo común
  • mochuelo común
  • oropéndola europea u oriol
  • pájaro moscón europeo
  • paloma
    • paloma doméstica
    • paloma torcaz
    • paloma zurita
  • pardillo común
  • perdiz roja
  • pico picapinos
  • pinzón vulgar
  • pito real
  • rascón común
  • roquero
    • roquero rojo
    • roquero solitario
  • ruiseñor
    • ruiseñor bastardo
    • ruiseñor común
  • sisón común
  • tarabilla común

Propia de lugares abiertos y zonas agrícolas con puntos de vegetación arbórea o arbustiva donde ubica sus oteaderos, descubrimos a la tarabilla común (Saxicola torquatus). Perteneciente a la familia de los papamoscas (muscicápidos), esta pequeña y hermosa ave de aprox. 12 cm de tamaño nos pasa frecuente desapercibida. De hábitos territoriales, residente y localizada casi siempre en las mismas áreas. Durante el invierno las poblaciones locales suelen incrementar sus efectivos debido a la incorporación de individuos de zonas más norteñas. Su nombre científico, Saxicola torquatus, hace referencia a su querencia a morar entre rocas así como el destacado semicollar blanco patente en los machos.

Saxicola, "morador de rocas", del latín saxum, "roca" + incola, "quien habita en un lugar"; torquatus, latín por "con collar". El reclamo de esta ave es un característico chasquido que recuerda al sonido de dos piedras chocando. En las imágenes un macho cerca de La Val Imaña.

  • terrera
    • terrera común
    • terrera marismeña
  • torcecuello
  • tórtola
    • tórtola europea
    • tórtola turca
  • triguero
  • urraca
  • vencejo común
  • verdecillo
  • verderón europeo o verderón común
  • zarcero común
  • zorzal charlo, ...

Invertebrados

  • caballito del diablo
  • coenagrion caerulescens
  • libélula gomphus simillimus

Mamíferos

  • ciervo
  • erizo común
  • jabalí
  • liebre ibérica
  • musgaño de Cabrera
  • Rata:
    • rata comun
    • rata de agua
    • ratón casero
    • ratón moruno
    • topillo mediterráneo
    • zorro, ...

Peces continentales

  • barbo colirrojo
  • barbo de Graells
  • madrilla, ...

Reptiles

  • culebra
    • culebra bastarda
    • culebra de escalera
    • culebra lisa meridional
  • eslizón ibérico
  • galápago leproso
  • lagartija
    • lagartija cenicienta
    • lagartija colilarga
    • lagartija colirroja
    • lagartija ibérica
  • lagarto ocelado
  • salamanquesa
    • salamanquesa común
    • salamanquesa rosada
  • víbora hocicuda

Flora

En el entorno de Samper de Calanda.

Se toma como "entorno", los km2 del área total, tomados desde el epicentro del espacio protegido.

  • Alamedas = 416.208,1 (2.56 % del total)
  • Albardinares = 8.823,9 (0.05 % del total)
  • Apiales = 19.373,8 (0.12 % del total)
  • Cañaverales = 77.737,3 (0.48 % del total)
  • Coscojares = 56.138,12 (0.35 % del total)
  • Encinares = 70.810,82 (0.44 % del total)
  • Espinares = 161,4 (0 % del total)
  • Fresnedas = 80,7 (0 % del total)
  • Genisteras = 80,7 (0 % del total)
  • Gramales = 98.950,8 (0.61 % del total)
  • Juncales churreros 161,4 (0 % del total)
  • Lastonares = 1.346.807,16 (8.28 % del total)
  • Marciegales = 494.350,.5 (3.04 % del total)
  • Matorrales
    • Matorrales gipsícolas = 12.530.755,.91 (77.01 % del total)
    • Matorrales halófilos = 157.391,95 (0.97 % del total)
    • Matorrales nitrófilos = 92.065,52 (0.57 % del total)
  • Pastizales
    • Pastizales halófilos = 29.217,18 (0.18 % del total)
    • Pastizales húmedos = 1.756.56 (0.01 % del total)
  • Praderas
    • Praderas continentales = 2.183,22 (0.01 % del total)
    • Praderas juncales halófilas =128.990,88 (0.79 % del total)
  • Retamares = 1.733,18 (0.01 % del total)
  • Romerales = 352.793 (2.17 % del total)
  • Saucedas = 1.751,04 (0.01 % del total)
  • Tarayales = 358.499,27 (2.2 % del total)
  • Vegetación
    • Vegetación de paredones rezumantes 56,42 (0 % del total)
    • Vegetación espeluncícola 5.067,24 (0.03 % del total)
    • Vegetación glerícola 5,52 (0 % del total)
    • Vegetación hidrofítica 19.373,8 (0.12 % del total)

Alamedas

Lastonares

Marciegales

Matorrales

Praderas

Tarayales

Vegetación

Vegetación gipsófila

Es una vegetación característica de los suelos yesosos. En estos suelos predominan iones de magnesio y calcio. Estos sulfatos pueden estar enriquecidos con cloruros, si son de origen marino y sodio si son de origen continental.

Son comunidades vegetales dominadas por caméfitos, pequeños arbustos y gramíneas.

A menudo encontramos una costra liquénica en estos suelos. Aunque dentro de las vegetación gipsófila (aparte del clima) podemos encontrar sutiles diferencias dependiendo de la naturaleza de los yesos que influyen en la composición florística de esta vegetación.

Algunos representantes de este tipo de vegetación son: Gypsophyla struthium, Centaurea hissopifolia, Jerinea pinnata, Launaea pumila, Thymus lacaitae, etc.

Vegetación halófila

Es una vegetación característica de los suelos salinos. El término fue propuesto por el geólogo Oscar E. Meinzer (1876-1948). Su distribución puede ser tanto terrestre como acuática, algunas de esas comunidades acuáticas halófilas soportan salinidades superiores a las que podemos encontrar en un medio marino.

Podemos distinguir comunidades halófitas continentales ,costeras, marismas, litorales.etc.