Históricas

De Samperinos
Saltar a: navegación, buscar

Calvo y Andrés, Juan Antonio[editar]

- Alejandro Abadía París

Abogado nacido en 1848, licenciado en Derecho Civil y Canónico (fechado el 26 de agosto de 1871) con veintitrés años de edad. llamado JUAN ANTONIO CALVO Y ANDRÉS casado con CAMILA SANCHEZ DE VAL.

Miembro del Consejo de Administración de la Compañía de los Ferrocarriles Económicos del Bajo Aragón, nombramiento dado en Madrid el 10 de febrero de 1889. Siempre nos ha extrañado la cantidad de redes férreas que tiene Samper de Calanda (tres líneas distinas y cinco estaciones de ferrocarril en el término) y eso se consigue de dos formas: estar en un lugar estratégico importante o disponer de personas influyentes, metidas en esos negocios y que sientan su pueblo.

El Ferrocarril Económico, deduzco, que es el Val de Zafán, porque los “Económicos”, en esos año, las compañías ya los construían de vía ancha y, además, en el Bajo Aragón sólo dos líneas - excluyendo los Directos- van a estar proyectadas: el Val de Zafán y el f.c. que iba a unir Teruel con Alcañiz, pero este último es posterior, de la década de 1920 con Primo de Rivera, además de que este nombramiento para el Consejo de Administración es de 1889 y está a tan sólo cinco años de la inauguración del tramo bajo aragonés de La Puebla de Híjar y Alcañiz, por Samper de Calanda.

¿Tuvo algo que ver en la consecución de esta línea don Juan Antonio Calvo Andrés? En posición muy ventajosa para hacerlo estaba en aquel momento.

También fue ACADÉMICO DE JURÍDICA PRÁCTICA ARAGONESA. Ser Académico representa un reconocimiento donde se condensan toda una serie de valores, conocimientos y desarrollo en pro de algo que ha hecho posible a la persona el ser llamada a representarlo; manteniendo, con ese grupo de elegidos, la llama de la experiencia cultural y el propio ser de la persona.

Encontrar a Juan Antonio Calvo Andrés como miembro de “La Academia Jurídico – Practica Aragonesa”, es confirmar que estamos ante un personaje que merece ser más conocido por sus paisanos. (Recordar también que otro samperino, don Francisco Loscos Bernal, fue nombrado Académico en varios universidades europea como la de Isis de Dresde o la Botánica de Copenhague y. en España lo fue del Instituto Farmacéutico Aragonés, la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, Zaragoza, Madrid, Sevilla Granada.

Las ciencias y las letras, incluso la Historia Postal, tienen estas instituciones y, varias, con el nombre de “Real”, como la Real Academia de San Luis de Zaragoza o la Real de San Fernando de Madrid; o la de más lustre como la Real Academia de la Lengua Española.

A don Juan Antonio Calvo lo hemos encontrado como abogado, especialista en Derecho Canónico – especialidad grande en el siglo XIX, al margen de la Iglesia, con el ejemplo más preclaro en la Comunidad, de don Juan Moneva, Académico de Buenas Artes de Barcelona y de Sevilla; de la Española; de la de Ciencias Morales y Políticas y también de Jurisdicción- siguiéndolo como opositor a Registrador de la Propiedad, miembro del Consejo de Administración de los Ferrocarriles Económicos, Secretario de la Audiencia de Zaragoza, Académico de la Jurídica,… motivos suficientes para dedicarle nuestro mayor interésy la firme intención de buscar familiares y alguna fotografía que nos acerque más a este hombre nuestro.

La Real Audiencia de Aragón fue el más alto tribunal del rey, cuyo origen hay que buscarlo en el Privilegio General de 1283, ejercido por el propio monarca. A partir del siglo XIV le asistía el Procurador Fiscal, el Secretario General, los jueces auditores, los relatores y los escribanos, constituyendo el Tribunal Superior del Reino Aragón, además de ser tribunal de apelación de todas las cuestiones procesales que le estaban reservadas. La sede estaba ubicada en el palacio de las Casas de la Diputación del Reino, sita en la Plaza de la Seo de Zaragoza.

Y en este documento, fechado el 19 de julio de 1885, encontramos firmando, como Secretario de la Audiencia de Zaragoza, en carta particular, a don Juan Antonio Calvo. Todo un hallazgo que viene a engrandecer más esta figura nuestra, a medida que seguimos investigando. Merece la pena continuar, porque vamos a encontrar más de este hombre, seguro..

Juan1.jpg
Juan2.jpg
Juan3.jpg
Juan4.jpg
Juan5.jpg


Capa, León[editar]

Archivo:LeonCapa2.pdfArchivo:Leon Capa.pdf

Cappa y Béjar, León - GEA enciclopedia aragonesa

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Ingeniero procedente de Melilla, diputado a Cortes por Valderrobres y luego por Zaragoza, amigo de la reina Isabel, coronel, alcalde de Samper de Calanda en la década de 1860 y primer concesionario de una línea de ferrocarril en la provincia de Teruel: la línea Gargallo-Escatrón, en 1857. Impulsor y pionero del ferrocarril de Zaragoza al Mediterráneo, fue un activo hombre de negocios de la época, preocupado por los yacimientos de carbón de Gargallo y Utrillas, que llegó a equiparar a los mejores de Inglaterra. A raíz de este negocio tuvo problemas económicos de liquidación de sociedades y de cesión de la explotación a otras compañías. Por las mismas fechas, edificó en Zaragoza, concretamente en la carretera de Castellón, la estación de ferrocarril que lleva su nombre y que hoy se conoce también como «de Utrillas». En 1866 se le otorgó igualmente la línea Val de Zafán-San Carlos de la Rápita, buscando una salida al mar desde Zaragoza. Mediada la década de 1880 vendió sus derechos como primer concesionario y la Compañía Tarragona a Barcelona y Francia absorbió las líneas de Zaragoza a Escatrón y a minas de Gargallo.

Con motivo del Centenario de la línea de los Directos; fue declarado, en 1994, «Hijo Adoptivo y Predilecto» de Samper, donde vivió en una casona de la plaza de Santo Domingo, plaza donde él mismo realizó expropiaciones, enmarcó los porches, derruyó los inmuebles anteriores y los agrupó en un solar grande por cuanto originariamente pensaba ocuparla con la estación de ferrocarril donde nacería el ramal hacia el mar. Cuando esta idea se demostró inviable, Cappa aprovechó parte de los terrenos para construirse allí su propia vivienda, en forma de edificio semicircular. Aún hoy se conocen a estos terrenos como «casa y huerto Cappa». Luego, al albur de la sucesión de distintos alcaldes, la plaza fue conflictivo patrimonio particular, plaza de toros, mercado y cobijo para las ferias ganaderas.

Resultó meritoria su labor de adecentamiento de calles y fachadas en Samper. Ensanchó y habilitó, allanó calles para carros, construyó puentes, engravó caminos y abrió dos calles (de la Cárcel y del Molino) que mejoraron el trazado urbanístico del pueblo al darle mayor sensación de casco urbano. Puso luz de aceite en todas las esquinas, compró farolas, construyó el actual ayuntamiento en 1862, por «48.000 reales»; proyectó la elevación de agua del río a las casas, plantó árboles, blanqueó la población, embelleció la iglesia, compró relojes y, sobre todo, generó expectativas de futuro en un pueblo multicruzado de ferrocarriles.

Acabó teniendo problemas con el ayuntamiento a partir de la década de 1880. Fueron embargadas algunas de sus posesiones por no pagar contribución ni al Estado ni al Municipio. De hecho, varias de sus casas fueron enajenadas para ubicar allí la Casa Cuartel de la Guardia Civil. En su doble cara de alcalde y de empresario, acabaría teniendo problemas al final de su vida. Acusado de desfalco, dejó al ayuntamiento de Samper al borde de la bancarrota, con muchas deudas a cuestas y con acusaciones de la Diputación Provincial acerca de acuerdos ilegales y de obras que no entraban en presupuestos. En definitiva, proyectó obras de utilidad pública pero no acabó solventando los problemas de gasto.

Espinosa, Clemente[editar]

- Alejandro Abadía París

MOSÉN CLEMENTE ESPINOSA Y LA ORDEN DE SAN JUAN DE JERUSALÉN

Cuando en la década de 1980 preparamos una tesina sobre la desamortización eclesiástica de Mendizábal y Madoz (1834-1874), encontramos en Samper la figura de un clérigo que años anteriores había intentado separar lo que eran los bienes eclesiales de la Encomienda de San Juan y el Priorato de la Parroquia de Samper. La conclusión que saqué era que el Priorato estaba formado por la “casa del curato” y el “huerto del cura”- todavía hoy muy localizables- y el resto, incluido los secanos de Val de la Chueca, a la Orden; pero no encontré los otros bienes.

En el acta de 20 de marzo de 1826, hay una intervención de mosén Clemente Espinosa en la que dice: “ que en consideración de haber presentado y hecho saber en esta Junta, un oficio con una copia de los dueños de la Encomienda, que el señor Comendador supone poseer y que obra en beneficio de la misma, que en su virtud se acredite, previo testimonio de todos los extremos que constituyan y fundan estos derechos”. Es decir, le pide a la Orden que acredite sus derechos.

Encontrar hoy esta carta que os presento es reveladora. Don Clemente Espinosa escribe al Prior de la Orden, residente en San Felipe de Játiva, y le comunica las posibilidades de cobro de los arriendos, actuando como representante. Hay varias consecuencias a argumentar en este escrito, pero no es el motivo hoy de todo esto, si no del encuentro con este hombre a través de esta carta.

La Historia Postal tiene estas sorpresas y, cuando menos te lo esperas, aparece un documento de cerca de 200 años de un “viejo amigo” con el que hoy nos hemos reencontrado todos. Bienvenido a casa, mosén Clemente.

Clem.jpg
Clem1.jpg

Fandos, León[editar]

https://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Le%C3%B3n_Fand%C3%B3s


Loscos Bernal, Francisco[editar]

Biografía[editar]

Francisco Loscos Bernal (1823-1886)

Nació en Samper de Calanda, provincia de Teruel. Con absoluta carencia de medios y sin ningún estímulo oficial ni económico, este farmacéutico rural materializó durante más de cuarenta años un extraordinario trabajo botánico que fue elogiosamente valorado por las más prestigiosas universidades de Europa mucho antes que en su propio país.

Inició su trabajo botánico en colaboración con José Pardo Sastrón y formó la que se conoce como Escuela Botánica Aragonesa o Escuela de Loscos. Entre ambos escribieron Series inconfecta plantarum indigenarum Aragoniae praecipue meridionalis (1863),fue publicada en Alemania, y recogía 2.460 especies, algunas nuevas para la ciencia, siendo una de las obras científicas más genuinamente aragonesas de todos los tiempos. Otra de sus grandes obras esTratado de las plantas de Aragón (1876-1886), la cual, en esta ocasión, escribió sin la colaboración directa de Pardo.

Ideó las Exicatta Florae Aragonensis, formadas por plantas secas dispuestas en herbarios y en grupos de cien especies, que eran remitidas a cuantos las solicitaban. La peculiaridad de su método de trabajo le convirtió en un innovador, claro precedente del trabajo científico.

Murió como consecuencia de una epidemia de coléra. Hoy más de una docena de especies vegetales llevan su nombre como homenaje permanente de distintos naturalistas.

https://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Loscos_Bernal

Dibujo loscos (450 x 600).jpg

Centenario[editar]

C2.JPG
C3.jpg
rigt
C5.jpg
C6.jpg
rigt
C8.jpg
C9.jpg
rigt
C11.jpg
C12.jpg
Invit Ayto.jpg
Loscos.jpg
rigt
Loscos2.jpg
Loscos3.jpg
C1.JPG
145.JPG

Marcho, Bartolomé[editar]

Notario de Samper Bartolomé Marcho:

Un documento importante para conocer esta primera etapa de la Orden en Híjar lo constituye el testamento de doña Marquesa, otorgado en Híjar ante el notario Bartolomé Marcho, de Samper de Calanda, el día 28 de enero de 1304, una copia del cual se conserva en el archivo del Monasterio y que también fue dado a conocer por López Rajadel.

http://eshijar.blogspot.com.es/2017/02/paseando-por-la-historia-la-fundacion.html


Menéndez Alavés, Joaquín[editar]

- Alejandro Abadía París

Elegir cinco grandes personajes locales y el orden, no nos es difícil. Tal vez el orden sería más complicado, pero anotando las figuras de Loscos, Menéndez, Quilez, Beriquet y León Cappa no andaríamos muy descaminados.

Fueron personajes nuestros con estrella. Gente que lució resplandor en foros nacionales e internacionales. Maestros en las ramas de la botánica, de la medicina, del ambiente militar, de la religión y de la ingeniería. Mas de uno de ellos fue galardonado y homenajeado, otros vilipendiados por estar en el bando contrario; pero todos, poseedores de una basta personalidad y formación, dando prestigio a la tierra que les vio nacer.

Hoy pasamos la medalla que la Sociedad de Damas de la Caridad de Pergamino (R. Argentina) le dedicó a don Joaquín Menéndez en 1899. Hemos intentado leer la dedicatoria del reverso y observamos que dice:

“Nació en España en 1844 + (murió) en Pergamino, Republica Argentina, el 19 de abril de 1899.

“El recuerdo de sus obras será más duradero que el bronce en que se graba su veneranda piedad”. Sus obras en Argentina, todavía se mantienen junto a su recuerdo. Y se sigue respetando su nombre en las aulas, en las calles, en las bibliotecas y en los hospitales que fundó. Son los samperinos por el mundo: samperineando.

Menen1.jpg
Menen2.jpg

Quilez Joaquín[editar]

- Samper Palillero - Manuel Martín

Uno de los líderes carlistas del Bajo Aragón

Nació en Samper de Calanda (Teruel) en 1799, de padres labradores de escasa fortuna, pero honrados, que procuraron dar a sus hijos una mediana educación. Aprendió a leer y escribir, dedicándole luego a los trabajos del campo.

En la Guerra de la Independencia participó llegando a ser promovido a sargento. Finalizada la misma, regresó licenciado a Samper. En 1821 se echó al monte incorporándose a la división del Royo y, en poco tiempo, ascendió por su valor a teniente coronel. Restituido el Rey Fernando a Madrid, en la ley de clasificaciones se le dejó de teniente graduado de capitán, prometiéndole empleo en el servicio de las armas más adelante.

En 1827 se le destinó al regimiento de Soria, en el que sirvió hasta la muerte del rey. Siendo oficial de la Guardia Real de Caballería, fue separado del ejército a principios de 1833, estando en Mallorca, por sus ideas realistas, mandándole de cuartel a Samper. A principios de 1834 reunió un grupo de amigos y creó una partida que aumentó rápidamente por el prestigio del que gozaba en el Bajo Aragón. Mandó la Caballería carlista de Aragón, ascendió a Mariscal de Campo y murió en Muniesa en 1837 de las heridas recibidas en la batalla de Herrera o Villar de los Navarros.

De carácter brusco y testarudo como aragonés, tuvo una cierta rivalidad con Cabrera, al considerarse, como militar profesional, con mayores méritos que el ex seminarista tortosino para asumir el mando de los carlistas aragoneses.

Mapa y Guerra Carlista, Encicolopedia Aragonesa.Publicado por Manuel MARTÍN

Quilez.jpg
Carl13.jpg

- Samper de Calanda postales para el recuerdo

Al publicar la biografía de Joaquín Quilez del año 1902. Lógico era dejar una imagen que siempre veo al hablar de él.

Si se supone que uno de esos señores es Joaquín Quilez. Nacido en Samper de Calanda

  • " La Libertad" año II Nº 74 el 30 de Agosto 1902

Biografía de Joaquín Quilez, general Carlista nacido en Samper de Calanda

1quilez.jpg

Soler Casabón[editar]

un excelente músico hoy prácticamente olvidado, nació en Mequinenza el 31 de agosto de 1884, hijo del comerciante de aquella localidad Tomás Soler y de Inocencia Casabón, natural de Samper de Calanda. Formado musicalmente en Barcelona, a sus 15 o 16 años ya componía.

Sonatas para violín y piano y melodías a partir de poemas en lengua catalana. También fue en la Ciudad Condal donde, siendo niño, inició una duradera y estrecha amistad con el gran escultor Pablo Gargallo.