Actuales

De Samperinos
Saltar a: navegación, buscar


Samperinos y vinculados que salen por los "papeles"[editar]

Desaparecidos[editar]

Manolo Clavero[editar]

http://blogs.heraldo.es/tinta/?p=579

José Iranzo[editar]

- Alejandro Abadía París

Hoy tenemos que sumarnos en homenaje a uno de los grandes de la jota de todos los tiempos: a José Iranzo.

El pastor de Andorra también cantó en su día en la Placica. Y tenía a una samperina como “nieta artística”: Carmen París. La llamaba así con un cariño especial. Carmen no es muy clásica en la jota, pero es jotera.

Y nuestro homenaje es presentar a Iranzo en la obra de una artista excepcional – Clara María- y una fotografía de cuando Carmen era “Carmencica”, en la Mantería, entre dos instituciones locales: el tío Gregorio Roche y el “Molinero” - el tío Joaquín Vicente-.

Dia, pues, para rendir homenaje y dar las gracias a José Iranzo, muerto hoy a los 101 años de edad, por habernos acompañado en algunos momentos de su vida.

Pastor.jpg

Ana Mayayo Abos[editar]

- Alejandro Abadía París

Anita Mayayo es una de las grandes mujeres del siglo XX en Samper de Calanda. Licenciada en farmacia y en química fue directora de una multinacional en Venezuela en la década de 1940, ejerciendo como boticaria en Barcelona, en su vuelta a España, en la de 1960.

Pero Ana Mayayo es más conocida por su matrimonio con Joaquín Ascaso, Presidente del Consejo de Aragón en aquel Estado dentro de otro Estado ubicada la sede en Caspe (Zaragoza) en octubre de 1936, disuelto en agosto de 1937. Hija de una familia tradicionalmente de derechas, su padre era médico y juez de paz en aquellos días en que las columnas catalanas invadieron la villa. Don Teodoro Mayayo, fue alcanzado en su huida en Chiprana (Z) donde fue ejecutado y, muerto, le cortaron las orejas y las colgaron en la boca del buzón de la Placica. Fue uno de los actos más llamativos de aquel agosto de 1936.

Ana, salvó a su madre doña Manuela Abós de cortarle los pechos gracias a su vinculación con Ortiz compañero de quien poco después sería su marido, el presidente Ascaso.

Es una extraña historia de la Guerra Civil, donde a Ana Mayayo se la encuentra incrustada en las dos posiciones. Estado que aprovecha para salvar la vida a mucha de nuestra gente tras la noche triste del seis de septiembre, donde 23 samperinos fueron ejecutados en la puerta del cementerio por sus vinculaciones religiosas.

Ana, ha sido toda una institución en la villa. Su marcha tras la contienda a Venezuela, país en el que también se refugió Ascaso, no le impidió volver a la localidad todos los años, donde su presencia siempre produjo respeto y admiración por sus hechos, personalidad e imagen –os paso una foto de su estancia en el país sudamericano mostrando un dibujo que le hizo un artista, donde se aprecia el retrato de su padre y el de su hijo en las paredes y, como no, su belleza-, contando con uno de los honores de ser una de las primeras mujeres samperinas que salieron a tocar el tambor y bombo en las procesiones de Semana Santa -tradición sólo reservada a los hombres- y que no dejó de hacerlo hasta bien entrados los ochenta años.

Cercano el centenario de su nacimiento, este futuro acontecimiento nos permite un adelanto y hacer un intento de descubrir algo más de su vida.

Ana1.jpg
Ana2.jpg
Ana3.jpg

- Samper palillero

Apuntes sobre el Consejo Regional de Defensa de Aragón. 
CRDA.jpg

Miembros del Consejo y otras personas, donde se ve también a una jovencísima Ana Mayayo

El 11 de agosto de 1937 se disuelve el Consejo Regional de Defensa de Aragón. El general Lister por orden de la autoridad republicana disuelve este cantón aragonés que, aunque fue reconocido por el gobierno de la II República, nunca terminó de gustarle del todo, ni al gobierno ni a los demás partidos del Frente popular; tampoco a la Generalitat de Catalunya que siempre consideró que le correspondía a ella la gestión de esta zona del Aragón republicano.

A veces se leen cosas disparatadas sobre esta institución regional; por ejemplo: que fue ilegal a la República o que fue un cantón anarquista solamente. Se le suele acusar de todas las barbaridades que se hicieron durante su mandato en el Aragón republicano. Actualmente los nacionalistas aragoneses lo consideran como el primer órgano o institución de la autonomía aragonesa moderna. Así, suele aparecer en muchas crónicas actuales como “Consejo de Defensa de Aragón”, quitándole lo de” Regional”, que hoy parece anacrónico y españolista pero que entonces no lo era en la izquierda española, ni siquiera en la anarquista, donde el nacionalismo y el patriotismo español estaba totalmente asumido dentro del movimiento progresista y demócrata desde el siglo XIX.

En lo que se refiere a su subordinación o no a la Republica, hay que decir que si bien en un primer momento el Consejo pretendió ser una entidad revolucionaria anti estatal como corresponde al modelo e ideología anarquista, pronto se convirtió en un cantón regional que para subsistir tuvo que negociar con el gobierno republicano que legalizó su existencia, aunque estaba mal visto por la Generalitat de Catalunya que no terminaba de aceptar el perder sus competencias sobre la zona de Aragón (que le correspondía según acuerdos con el gobierno central de la República). Los comités revolucionarios se convirtieron en consejos municipales homologados con los de todos los municipios españoles que estaban en la parte republicana, distribuyendo los consejeros de acuerdo a los afiliados de los diversos partidos y sindicatos (pues en una situación de guerra no se estimaba la celebración de elecciones). La CNT había sido minoritaria en Aragón, pero debido a la impronta de las milicias anarquistas, la afiliación a la CNT se convirtió en mayoritaria; no obstante, en los consejos municipales y en el Consejo Regional de Defensa de Aragón, era importante la presencia de consejeros de los diversos partidos republicanos, del PSOE y del el PC, estos últimos camuflados a través de la UGT, que dirigía el PC en parte.

La bandera del Consejo

Bandera.png

Sobre las barbaridades, asesinatos, pillajes, etc., que se sucedieron en un primer momento, más bien hay que atribuirlo a las milicias llegadas de Cataluña y a la ausencia de gobierno, o vacío de poder, debido a que en un primer momento entraron las fuerzas paramilitares fascistas y los dirigentes locales republicanos huyeron o fueron fusilados por lo que la dirección (cuando las milicias reconquistaron la zona), la suplieron los milicianos anárquicamente (nunca mejor dicho). El Consejo Regional de Defensa intentó, con escaso éxito, al principio, el poner orden; además era una de las exigencias que le puso el gobierno de la República. Las diferencias de los anarquistas aragoneses con algunas facciones de las milicias y de las colectividades no contribuyeron tampoco mucho a serenar el ambiente. El sectarismo era grande; entre los propios anarquistas y entre estos y los partidos del Frente Popular.

Por ejemplo: hace años me sorprendió conocer a un veterano militante anarquista que vino por Samper al comienzo de la Guerra -que considero que no hablaba de "farol" y al que acompañe a visitar Belchite-, y que me contó que formando parte de una columna anarquista fue mandatado por su columna, en asamblea, con otros dos Compañeros, para matar a un destacado dirigente del Consejo Regional de Defensa Aragonés (anarquista también), que solía venir por este pueblo. Al parecer hubo un chivatazo y no lo encontraron.

También conocí en Zaragoza a otro veterano anarquista que escribió un libro (al que asistí a su presentación y todavía lo tengo por algún rincón de mi casa), en el que decía que el Consejo Regional de Defensa de Aragón (de mayoría anarquista, pero también de socialistas y de varios partidos republicanos de izquierda, que esto no se suele decir), tenía encerrado en una paridera de Puig Moreno a dos dirigentes de la construcción de CNT, acusados de infiltrados franquistas y en espera de juicio. Según este sindicalista esta acusación carecía de fundamento y era simple sectarismo entre dirigentes anarquistas. Los dos fueron liberados cuando la Generalitat de Cataluña, creo que por decreto de la República, disolvió el Consejo Regional de Defensa de Aragón. En cuanto a la legitimación del Consejo entre la población aragonesa y las instituciones, partidos y sindicatos antifascistas, creo que los anarquistas aragoneses perdieron la ocasión de hacerlo. El movimiento revolucionario CNT-POUM estaba escasamente implantado en el Aragón rural antes de la Guerra; las fuerzas hegemónicas de la izquierda eran los partidos republicanos demócratas como Unión Republicana, Juventudes Radical-Socialistas, Izquierda Republicana y también el PSOE y la UGT. Los anarquistas no aprovecharon el Estatuto de autonomía de Caspe, que deberían haber activado, las banderas, símbolos y mitos aragoneses; (no digo yo que a la Virgen del Pilar o a los gigantes y cabezudos), pero si a Costa, el regeneracionismo, San Juan de la Peña, el aragonesismo progresista, autonomista o federal, etc. Luego intentó hacerlo, pero tarde y mal. Se sometió a la legalidad republicana (de mala gana), pero no lograron contentar a nadie, ni a sus propios correligionarios revolucionarios de CNT-FAI-POUM, ni a las organizaciones del Frente Popular. Cuando cambió le relación de fuerzas en el campo republicano y salió Largo Caballero del gobierno, aumentó la influencia de Izquierda Republicana y el PC-PSUC; la suerte (o mala suerte), para el Consejo, ya estaba dada.

“A perro muerto todo son pulgas”, todos los males de gestión del Consejo, los crímenes, saqueos o incautaciones, que a veces habían tenido la complicidad del Frente Popular regional o realizados por individuos de las diversas milicias o las colectividades que no se atenían a la disciplina del gobierno regional ni de ninguno, fueron al debe de los dirigentes del Consejo. Hay que tener en cuenta que el Consejo tenía competencias de orden público, pero no de dirección militar y eso, en una situación de guerra, dejaba poco poder al Consejo, además las milicias, como fuerza militar, tenían influencia en los dirigentes de las colectividades que controlaban la cuestión económica y pasaban del Consejo si no les interesaba lo que decretaba o proponía.

Cuando se disolvió el Consejo, su presidente Joaquín Ascaso fue expulsado de la CNT y considerado apestado por su propia organización. Nunca han quedado claras las acusaciones que se han vertido sobre el y sobre el Consejo; parece que a nadie tampoco le ha interesado abrir una investigación que fuera objetiva, sus adversarios han sido muchos, incluso entre la izquierda, y sus simpatizantes no escapan de tener una visión idealizada de ese periodo y del Consejo.

Los anarquistas y el POUM fueron decisivos para el fracaso del golpe de estado de Franco pues la Republica no estaba preparada para pararlo. Hubiera sido un simple paseo militar pero la población, especialmente los sindicatos, se echaron a la calle y pararon el golpe en muchas ciudades. Pero a partir de ahí todo fue un despropósito.

La mayor parte de los aragoneses no se inmutaron por la disolución de su institución autonómica; la represión no parece que causara muertos ni la población aragonesa fiel a la República salió en su defensa. Tampoco se disolvieron las colectividades, como se dice; la mayoría se mantuvieron, aunque fueron ya voluntarias y mas parecidas a cooperativas que a colectividades. Sin embargo, todo duró ya muy pocos meses. El apoyo a la Republica había aminorado entre la población rural aragonesa; la radicalidad del colectivismo forzado y el anticlericalismo exacerbado restaron base social a la izquierda que además estaba perdiendo la guerra y ya sabemos que cuando se pierde en una contienda civil, la mitad de la gente se cambia a la trinchera ganadora.

Bandera1.png

La bandera del Consejo intenta integrar todos los colores de la izquierda ademas de las barras aragonesas, el negro anarquista, el rojo sindical, (el rojo y negro del anarquismo coincide también con los colores de la falange nacional-sindicalista), con amarillo y morado republicano etc. El escudo integra parte de la simbología aragonesa: el árbol de Sobrarbe, La A de Aragón, el Moncayo, el Ebro, un puente, que será el de Piedra, digo yo, además de unas cadenas rotas,símbolo de la libertad, y en vez de corona aristrocrática, un sol naciente del "nuevo amanecer", Rojo, en este caso.

Alejandro abadía París 23 ago. 2018 Vamos a matizar lo que dices sobre el escudo, o logotipo de Consejo Regional de Defensa de Aragón, que no está definido correctamente - ahí no está representado Teruel- . Y como te lee mucha gente, no vayamos a inducir errores.

El símbolo de las montañas nevadas no es el Moncayo, sino los Pirineos, representando a Huesca; el árbol es un olivo que simboliza a Teruel –estamos en el Bajo Aragón y, además, Caspe era entonces la capital aragonesa, ya que Zaragoza, Huesca y Teruel estaban ocupadas por el Ejército Nacional-; el puente con el río es el de Piedra y el Ebro que suplantan a Zaragoza-; la cadena rota significa la liberación - ojo, tanto de un bando como de otro-, ya que los anarquistas son anticapitalistas y ni aceptan la monarquía, ni la República, ni regímenes militares; ni eclesiales, ni siquiera a la tecnocracia como formas de Estado.

El Frente Popular reconoció en diciembre de 1936 este sistema de gobierno en Caspe, constituido por tres consejerías, que se fueron incrementando hasta trece y que, comenzando sus relaciones bilaterales con la Cataluña de Lluís Companys y Francesc Macia, dispusieron de un órgano de prensa (“Nuevo Aragón”) y un Boletín Oficial; adaptaron una franquicia para el correspondencia; promovieron el D.N.I. aragonés y convocaron un consejo ( Caspe, 3 de febrero de 1937) para constituir la Federación de Colectividades, con 80 mil colectivistas representados por 500 delegados, conformando el Aragón Libertario; aboliendo la propiedad privada, incluso el dinero y auspiciando la pretensión de independencia apoyándose en el Estatuto Aragonés lo que convertía al Consejo en un auténtico Estado dentro de otro Estado –el primer Estado anarquista independiente del mundo- lo que irritó a las autoridades republicanas que, tras recuperar el control de Cataluña que iba por el mismo camino, Indalecio Prieto mandó la 11 División para que Lister lo disolviera el 10 de agosto de 1937 ( Un Estado con apenas 11 mese de existencia). Otro de los detalles del escudo es que no porta corona: ni monárquica, ni mural, sino un sol (curioso la idea de unos y otros de tener siempre de cara al sol) y la “A” mayúscula del frontal , que divide los cuarteles cuyo significado, aunque la mayoría coincide que se refiera a “Aragón”, no es menos cierto que alguien la atribuya, además, a “Anarquía”. Pocas matizaciones, pero alguna, como la de Teruel, importante. Por todo esto, la fotografía de Ana Mayayo y Ascaso juntos es tremendamente interesante para Samper, ¿podrías conseguirla con más calidad?

Chuel31 ago. 2018 Gracias por las aportaciones; lo que yo conozco del Consejo se lo debo a trabajos que sobre él ha realizado el profesor e historiador Julián Casanova, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza y de un libro de un antiguo cenetista que como digo no lo tengo ahora a mano pero que me pareció un testimonio interesante. Del escudo no conocía nada hasta hace unos meses y seguramente me equivoqué pues los que presentaron el escudo a publicidad, creo recordar ahora que las montañas nevadas (otra similitud con la Falange), se refería a los pirineos. La foto está sacada de un boletín publicado en Caspe que me dejaron y al que podrás tener acceso creo sin problemas. Yo lo único que puedo hacer es ampliar la foto.

Es una buena cuestión también para el debate. Pienso que los anarquistas nunca tuvieron pretensiones identitarias de tipo regionalista, autonomista ni nacionalista y menos de independentistas (tuvieron que improvisar sobre la marcha porque si no la República no los habría tolerado desde el primer momento), pero todo es opinable. La CNT se llamaba Confederación Nacional (española) del Trabajo y la FAI, Federación Anarquista Ibérica, ya que consideraban a la península ibérica una identidad singular dentro de la hipotética Confederación internacional anarquista.

Rafael López Sevil[editar]

- Alejandro Abadía París

Hoy, hay que hacer un alto. Parar. Pensar. Morir a los sesenta no es fácil de digerir. Cuando la noticia de que Rafa nos ha dejado, la noticia, no por no esperarla, nos ha devuelto a la realidad de la vida. El recuerdo, la amistad y el cariño no nos consuela.

No vamos ha hacer un obituario. No, sólo dejar el recuerdo de una persona que quiso mucho a este pueblo.

Ferroviario, e hijo de ferroviario, estuvo presente en los centenarios del tren. Con el Grupo Filatélico de Samper, quiso montar con nosotros una colección sobre “futbol”, su pasión-. Como futbolista, jugó como “cuatro” en varios equipos aragoneses; con el Samper conquistó trofeos de fiestas y ayudó al equipo en más de un campeonato. Recordarlo con la camiseta azul y blanca es un privilegio para el club, porque ha sido uno de los “grandes” deportistas locales junto con León, “Bolo”, Marco, Abadía, Manolo Clavero.. que nos han llevado el nombre de Samper por donde han pasado.

Pero hay una faceta más en Rafael: era “recogedor” de tradiciones samperinas. Juntos, hemos repasado apuntes que le contó su abuela, su madre y amistades y que anotaba en libretas para que no se perdieran. Un día pensamos en publicarlas, pero no hemos llegado a tiempo. Todo ha quedado ahí, un legado para sus hijos.

A ellos, a su mujer, hermana, cuñado, primos, tía… desde este rincón samperino: nuestro pesar y el recuerdo.

Futbol1.jpg

Juan J. Vaquero Foz[editar]

Hemos encontrado una nueva obra de Juan José Vaquero Foz, (Castelserás 1927- Barcelona 2007), uno de los pintores-escultores bajo aragoneses que más nos ha llamado la atención en las últimas décadas del siglo XX.

Licenciado en la Facultad de Bellas Artes de Barcelona y fundador del grupo artístico TRIOOM, con Mercadé y Masana, tuvo una trayectoria artística a nivel individual muy extendida en el mundo de las artes plásticas.

Lo presentamos hace unos meses a raíz de comentar uno de sus cuadros estrella, “Tambores de Samper de Calanda”, expuesto en 1989 en la galería del Consejo de Europa en Estrasburgo, y lo reencontramos hoy en una pequeña escultura dedicada a José Iranzo - El Pastor de Andorra- con la que Vaquero le quiso homenajear en uno de sus viajes a la Tierra Baja.

Es una escultura hecha a un gesto, donde encontramos a un Vaquero Foz dentro del estilo expresionista español, mostrando ese mundo apasionado – Iranzo cantando una jota dando a la expresión de la boca la fuerza- componiendo una figura deformada o desfigurada, pero manteniendo el estilo vivo de lo que él quiere representar. Como material tiene la particularidad que utilizó la “lava de Calanda” en su color natural, dando la sensación de dureza, manifestando así el impulso transformador y deformante que él muestra en todas sus obras.

Juntar, hoy, a José Iranzo y a Vaquero Foz, con este obra, es rendir homenaje y recuerdo a esos dos figuras nuestras.

Escul.jpg

Vivos[editar]

Carmen París[editar]

Carmen no es samperina de nacimiento pero si nos lleva en el corazón http://www.carmenparis.net/

Carmen.jpg

Miguel Franco Anadón[editar]

Presidente de la Ruta del Tambor y del Bombo durante 25 años (1976 – 2001)

Miguelfrancoanadon.jpg

Tambor oro Calanda http://www.heraldo.es/noticias/suplementos/semana_santa_2011/miguel_franco_recibira_tambor_oro_durante_pregon_calanda.html

Tambordeoro.jpg

“Mirando hacia atrás y disfrutar con el presente” - Miguel Franco Anadón Jueves, 8 de octubre de 2015 Cofradía Jesús Nazareno Calanda

Recientemente recibo una llamada de mi entrañable amigo Juan presidente de la Cofradía del Nazareno de Calanda. Una vez más es para darme una agradable noticia. Me comenta que la Cofradía tiene un blog donde se expresan comentarios y vivencias relacionadas con la Semana Santa. Me propone que por qué no colaboro y comente mis experiencias relacionadas con la Semana Santa el tambor y el bombo. Él ya sabía que no podría negarme porque como él y un número inmenso de bajo aragoneses somos los mensajeros de esa tradición que nos hace vibrar nos emociona tanto que a veces nos hace brotar alguna lágrima.

No conozco momentos más apasionados y de tanta plasticidad al mismo tiempo que tocar tu tambor o bombo al lado de tus familiares y amigos. En alguna ocasión el recuerdo de la persona que falta te hace brotar esas lágrimas tan dulces al mismo tiempo. He tenido la suerte que desde el 1971 al 2001 pertenecí a la Ruta del Tambor o como se conocía entonces Junta Coordinadora de la Semana Santa del Bajo Aragón “Ruta de Tambor y Bombo”, y durante 25 años ser su Presidente. Calanda siempre estuvo ligada a mi persona además de por mi amistad con todos aquellos maestros de la cuadrilla de Gascón, que me ofrecieron y disfruté de su amistad. Fue allí donde se me eligió para ser presidente de la Ruta. Donde he gozado tocando mi tambor junto a aquellos amigos y los que ahora continúan y me enorgullece ser tan bien recibido. Jamás podré olvidar recibir el premio “Tambor de Oro de Calanda” a una labor que me concedía el privilegio de presumir de una distinción, que a mi familia y a mí nos llenó de orgullo.

De los pasajes vividos en la Ruta están entre mis recuerdos, la creación de Tambor Noble que junto al gran Antonio Royo tuvimos el acierto de crear. La primera entrega por unanimidad aplastante se le concedió a don Andrés Aznar al que esta Cofradía le recuerda con tanto cariño. Por cierto que hace poco tiempo tanto él como yo fuimos reconocidos nuevamente con un precioso trofeo disfrutando de la amable compañía de todos los presentes en una entrañable cena que permitió disfrutar de todos mis buenos amigos y que con algunos de ellos disfruto tocando el tambor cuando se presenta la ocasión.

Entre mis recuerdos no podían faltar los viajes a Sevilla a la Expo 92, uno de ellos no podré olvidar nunca por los incidentes que tuvimos en el viaje. Con herido incluido y avería en el aire acondicionado del autobús, problemas en la cena por no disponer al no entrar en el contrato del elemento que más ansiábamos todos, por el calor tan grande que hacía: AGUA. La verdad que esos malos momentos que me tocó pasar luego fueron recompensados ante el gran éxito que tuvo nuestra representación en el Pabellón de Aragón. Por cierto esa participación de los nueve pueblos de la Ruta tocando juntos, previo ensayo en la plaza de toros de Albalate del Arzobispo, en contra de algún escéptico que dudaba de su creación, se pudo comprobar que nuestros tambores y bombos aun siendo de diferentes pueblos se unían y sonaban a gloria. Esa fue mi mayor satisfacción para insistir reclamar y crear la “Cuadrilla de la Ruta”. Y vaya si ha funcionado. Creo que es uno de los momentos más emocionantes por lo menos para mí, el día del Pregón de la Ruta cuando entra esa cuadrilla que pone los pelos de punta a los presentes. Por eso sería de desear se recomendase a la Televisión se convenza y no comience con los títulos de crédito cuando está actuando la Cuadrilla que reprenda a nuestros tambores y bombos. Verdaderos protagonistas de ese encuentro.

Las Olimpiadas de Barcelona crean que fue para mí la sorpresa más grande que recibí por parte de los participantes en ese evento. Reconozco que cuando tuve los primeros contactos con la organización, les ponía muchas trabas a sus propuestas porque no me imaginaba que nuestra gente estuviera dispuesta a hacer el sacrificio de ir y venir en el mismo día para ensayar durante varias semanas. Reconozco que me equivoqué y que los que participaron en esos Juegos guardarán un recuerdo inolvidable.

Pienso con sinceridad, que estos dos actos fueron los que nos dieron una proyección grandiosa a nivel mundial y por supuesto a nivel de instituciones un nuevo reconocimiento. Debo confesar que estos pequeños trazos de mi paso por la Ruta me han hecho recordar tantos lugares, encuentros y vivencias, echar de menos a tantos amigos que gracias al tambor reuní, que no puedo evitar un acceso de nostalgia.

Muchas gracias a todos los hermanos de la cofradía del Nazareno de Calanda.

Andreu Mayayo[editar]

https://es.wikipedia.org/wiki/Andreu_Mayayo

Pilar Farjas[editar]

https://es.wikipedia.org/wiki/Pilar_Farjas

Maria Zabay[editar]

Mariazabay.jpg

Bienvenidos a mi página web. http://mariazabay.com/

Aquí os cuento muy brevemente mi historia profesional.

Me apasiona la comunicación. Soy escritora y presentadora de televisión, aunque mi origen no tiene mucho que ver. Me licencié en Derecho por la Universidad de Zaragoza e hice una tesina en Derecho Concursal. Hasta entonces creí que el Derecho era mi vocación, pero la verdad es que me faltaba adentrarme en la literatura y en los medios de comunicación.

Recién licenciada, inicié mi vida profesional como abogada mercantilista hasta que un día me incorporé como gerente a la Asociación Aragonesa de Escritores (Institución cultural dependiente del Gobierno de Aragón y de la Universidad de Zaragoza), donde también me hice cargo de la asesoría jurídica en materia de Propiedad Intelectual. Durante ese tiempo preparé y grabé “El Palacio de la Alegría” -un programa cultural emitido en TVE2 de Aragón- en el que presentaba novedades editoriales, así como otras múltiples colaboraciones en diversos medios de comunicación (Cadena SER, Aragón Radio...).

Fui miembro del equipo redactor del proyecto “Zaragoza, Ciudad del Cine” para la EXPO Zaragoza.

He sido directora de Comunicación y Prensa del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

He dirigido y presentado numerosos programas de televisión en distintas cadenas. Actualmente soy directora de contenidos en España de la productora internacional Digital Tv Group y presento “Yo en España, tú en América” en el canal internacional de TVE, y los especiales de motor y de Fórmula E en Garaje Tv.

Colaboro además con diferentes medios escritos, presento eventos e imparto conferencias de comunicación eficaz y de motivación en empresas, administraciones públicas, universidades y escuelas de negocios.

Como escritora tengo cinco novelas publicadas, soy coautora de tres libros sobre gestión y, ahora mismo, estoy terminando mi siguiente novela que se publicará en unos meses.

  • 2006 Diosas de papel
  • 2011 El zapato de la lengua rota
  • 2012 ¿dónde tendemos las braguitas rosas?
  • 2016 Un viaje al éxito”
  • 2016 La alumna
Zabay1.jpg
Zabay2.jpg
Zabay3.jpg
Zabay4.jpg